Ven y enloquece

Ven y enloquece
Felicitación navideña obra de Mónica http://neogeminis.blogspot.com.es/2017/12/y-llego-el-dia.html .

viernes, 11 de abril de 2014

Sigo siendo un nino...



La pasada mañana me paré frente al escaparate de una librería. Sigo prefiriendo la vidriera de una lencería, pero a la dependienta le molesta mi mirada atenta.
  

A tientas continúo moviéndome por el mundo de la creatividad literaria. Cada vez tengo más claro que necesito un grupo o a una persona con la que perfeccionar las técnicas de escritura y de endulzura. Pero, a falta de sugerencias sugerentes, sigo solo aunque me adjetiven como solitario.



Sagitario, quizá libra, debería haber sido ser mi signo astral; pero me anticipé al nacer y sigo siendo virgo. Quizá ahora vuelvo anticiparme al bloguear que llevo muy avanzada la escritura del primer borrador de mi última obra. Voy por la escala 17 de una travesía cuyo puerto sitúo en el dique 24. El viento de la inspiración sopla en mis velas —y más después de recibir la atenta lectura crítica que Toni y Carmela han hecho de los seis primeros capítulos—. No quiero desaprovecharlo.



¿Aprovechar para publicarlo? Eso está muy lejos. De momento me acerco a las escolleras de las librerías. Normalmente lo hago cuando están cerradas; no quiero que me pase como la última vez que entré a una convocatoria pública de firma de libros y me echaron por no comprar los que había firmado. Así que ahora sólo miro los escaparates, por eso de ver lo que en el mundo editorial se estila.



Tila fue lo que tuve que tomar tras ver este pequejuego que vuelve a recordarme el porqué de mis cosas. Ni cuando era un niño, ni ahora que soy el Nino, habría acertado a colocar en su sitio estas piezas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.