Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

jueves, 14 de mayo de 2015

Este jueves, un relato: Enigma musical

El Demiurgo de Hurlingham es quien coordina esta semana nuestra antología de relatos, proponiéndonos a tal fin el tema “Enigma musical”. En esta entrada en su blog figuran los enlaces al resto de relatos compartidos.



Temí no poder participar en esta edición, pero recordé que un fragmento de mi novela inédita Condenado a revivir encaja perfectamente en la temática sugerida de enlazar un relato recurriendo a referencias a un grupo musical. 


This image has been taken from the Internet, where it was unattributed.



This image has been taken from the Internet, where it was unattributed.



42 comentarios:

  1. Muy bien el relato. Aunque se te olvidó revelar el nombre del grupo o solista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Demiurgo:
      Gracias por tu recordatorio. Justo ahora venía a ponerlo, pues tras leer a H... y a Tracy he caído en mi despiste.
      Un abrazo, Demiurgo.

      Eliminar
  2. No hago secreto de que me gustan Los secretos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salvo por la eliminación del nombre del grupo, el fragmento está reproducido tal cual aparece en el capítulo 28 de mi novela Buscando el olvido. En el texto aparecen cinco referencias a mi banda española favorita.

      Eliminar
  3. Ya tenía claro- tras leerla- que tu novela tenía duende, ahora además compruebo el abanico de posibilidades que en sus hojas habita... Es muy tú, siempre con recursos y siempre sorprende... Para bien!
    Gracias Nino!

    Y gracias por permitirme leer BEO

    Un abraz✴ afectuOSO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, AtHeNeA:
      Soy yo quien tiene que darte las gracias por tu tiempo de lectura, tu opinión, tus matices, tus indicaciones y tus correcciones. Pero sobre todo por tus constantes muestras de ánimo. Admiro tu capacidad de concisión y agradezco tu generosidad.
      Es siempre un placer leerte; y no voy a negar que leer tus palabras de aprecio me enorgullece, dada tu valía literaria.
      Un fuerte abrazo, AtHeNeA.

      Eliminar
  4. Tengo ganas de leer su libro, Sr Ortea,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Ángela:
      Gracias. Ya está terminado, ahora sólo me queda cruzar los dedos.
      Buen viernes.

      Eliminar
  5. Bueno, más que relato, extracto entonces... No sé si darte un tirón de orejas por haberlo cogido de tu novela en lugar de haberte currado uno. Es broma. El relato no está mal, pero tampoco me apasiona... Y bueno, conozco muy poco a Los Secretos (dicho sea de paso), aunque eso no tiene mucho que ver con esto, ¿no?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, David:
      Pues sí, acertada tu corrección: el texto es un extracto.
      Vaya, pues me fastidia que no te apasione el texto.
      Parte de lo que cuento en esta historia me sucedió mientras sonaba una canción de Los Secretos, con lo que como intrahistoria tiene mucho que ver. Su relevancia en el texto está sometida a la opinión lectora de cada persona que las lee.
      Un abrazo, David.

      Eliminar
  6. Lo de mucho que ver con esto...me refiero a que me guste más o menos el relato...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era lo que había deducido, david.
      Feliz viernes.

      Eliminar
  7. Que suerte debe ser que la chica se acerque a uno para sacarlo a bailar, saludos, buen relato.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Boris:
      No hay mayor fortuna que sentirte en brazos de la ternura. Y, la verdad, es que el conocerse dejando que hablen los sentidos es toda una suerte.
      Un abrazo, Boris.

      Eliminar
  8. Nino espero que alguna vez edites esa novela, me entran unas ganas tremendas de leerla.
    Tu relato es genial, tu forma de escribir logra que me adentre en tus líneas y viva cada escena como si allí estuviera yo.
    Es ágil, intensa y muy bien narrada. Te felicito!
    De la banda no puedo decir que la adiviné, ya que no la conozco, pero espero hacerlo de ahora en más.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Sindel:
      Gracias sinceras por tus buenos deseos, haré todo lo que está de mi parte para que se cumplan.
      Me sorprende y anima que veas agilidad e intensidad en este fragmento, pues es una historia que temía que dependiera demasiado de su antes y después narrativos.
      Los Secretos son una banda aún presente en el panorama musical español. Su música actual no me interesa, pero tiene toda una serie de álbumes en las décadas de los años 80 y 90 que me resultan imprescindibles.
      Me encantó tu guiño a Iron Maiden, Sindel.

      Eliminar
  9. Por supuesto que la temática de tu novela encaja perfectamente con el tema juevero de esta semana.

    Me encantó tu frase: "Desde la distancia, yo habría jurado que su piel sudada olía a pasión y sus cabellos despeinados a libertad". Unos aromas que embriagan.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, María:
      Gracias por tu nueva muestra de aprecio.
      Por lo poco que te conozco de leídas, no me sorprende que una referencia a “pasión” y “libertad” capte tu atención, ya que eres alguien que lo encarna en sus actos y lo inspira en sus palabras; lo que sí que me encanta es que la frase despierte tu encanto.
      Buen viernes, María.

      Eliminar
  10. Buenas tardes Nino!
    Tuviste una oportunidad y tú no la dejaste escapar...
    Genial, fui muy fan de Los Secretos en su momento, antes de la segunda línea ya lo había adivinado :)
    De tu novela, que desde ya tengo muchas ganas de leerla.
    Un beso y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Teresa:
      Todo un detallazo, de los que hablan de la cordialidad de la detallista, eso de comenzar tu comentario tarareando para mejor un tema inmejorable de “Los Secretos”,
      Me animan, y mucho, tus ganas de leer “Buscando el olvido”. La novela está impregnada de referencias musicales (me encanta la Música, me parece el arte más sublime y en realidad me gustaría ser compositor de temas pop). Por ejemplo el siguiente capítulo está musicalizado por Sabina, el primero es un eco continuo de los Procol Harum; tambien resuenan Prince, Bowie, Bob Marley, Los Stones, Madonna...
      Gracias por tu lectura comentara, Teresa.
      Feliz sábado y mejor domingo.

      Eliminar
    2. Si me hablas de Sabina puedo perder la poca cordura que me queda, me declaro totalmente Sabinera porque me sobran los motivos... así que más razones aún para "encontrar tu olvido"
      Besos!!

      Eliminar
    3. Buenas tardes, Teresa:
      Créeme, cuando sí que perderías la cordura es si en vez de hablarte te canto por Sabina. Entonces harías tuyo el “¡qué falta de respeto, qué atropello a la razón!”.
      Aunque, me permito sugerirte que leas este relato sabinero bajo tu propio riesgo http://venyenloquece.blogspot.com.es/2015/02/este-jueves-cancionero.html
      Gracias por darme más razones para no anidar en el olvido, Teresa.

      Eliminar
    4. Vengo de tu impaciencia y poco que decir más que me encanta jaja
      Si mi "enigma musical" no fue mi Sabina es porque era muy obvio en mí, (tres "mi" en una frase, pero no los borro) tengo a los pobres jueveros aburridos con mi pasión sabinera, así que pasé al plan B.
      No te preocupes que si anidas en el olvido paso a buscarte que nosotros sabemos dónde habita el olvido :)
      Besos!!

      Eliminar
    5. Regreso de mi impaciencia al eco de tu sonrisa, Teresa.
      Muchas gracias por tus palabras y tus risas, te agradezco especialmente tu ofrecimiento a rescatarme del olvido. Lo recordaré en esas madrugadas en que me desvelo y ando como un gato en celo en busca de una gatita, a esa hora maldita en que el jueves no acaba de llegar.

      Todo un placer.

      Eliminar
    6. Puedo ponerme cursi y decir que dejo la puerta de mi blog abierta por si acaso se te ocurre regresar y siempre podemos esperar el jueves, como ese viento que te arranca del aburrimiento, a la orilla de la chimenea...
      El placer es mutuo.

      Eliminar
    7. Puedes ponerte como quieras, estás en tu casa.
      Sin dudarlo regreso a tu blog con la alegría del domingo del pluriempleado y de una boda por lo civil,
      Me ha encantado este sabinear nuestra complicidad.
      Tenemos que repetirlo, Teresa.

      Eliminar
    8. Muchas gracias por hacerme sentir tan bien en tu casa y desde luego que repetiremos :)
      Si quieres encontrarme ya sabes dónde estoy...
      Un beso!!

      Eliminar
    9. Mi sabinera Teresa:
      Éste blog no pertenece a nadie, es de todos los que hacemos parada en él para alejarnos de lo vulgar de la cordura. Con cada ladrillo de lectura y cada cemento de comentario se va construyendo esta casa, que es un albergue de ilusiones.
      Bueno, ahora que lo pienso este blog tiene un dueño, Blogger: él puede cerrarlo y censurarlo; pero no condenarlo al olvido.
      Hacía años que la palabra “repetir” no sonaba tan tentadora; en concreto desde aquel tercero en que decidí repetir para volver a sentarme cerca de ella.
      Un abrazo, Teresa.

      Eliminar
  11. Hola, Nino,
    He leido los 2 fragmentos del capítulo y me has dejado muerto de curiosidad, canalla!!
    Por cierto, la novela es autobiográfica?
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Oriol:
      Gracias por tu lectura tan atenta como curiosa. En realidad entre ambos fragmentos falta un párrafo que me pareció dificultaba la lectura individual de éste último,
      No, “Buscando el olvido” no es una novela con intención autobiográfica; pero sí que hay referencias, unas veces sentidas y otras esperpénticas, a mis vivencias.
      Un abrazo, Oriol.

      Eliminar
  12. NINO primer premio

    Me gustó desde el comienzo hasta el final
    sin final de un encuentro entre una mujer y un hombre a destiempo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi querida Mucha:
      Sin duda que el primer premio es contar con vuestra lectura; y si además ésta viene acompañada de comentarios tan sentidos como el tuyo, ya me siento el nino-niño más laureado.
      Al igual que mi personaje, soy un experto involuntario en encuentros a destiempo. Me temo que la novela tiene más de autobiográfica de lo que había pensado. (Así que si lees estas líneas, Oriol, mi respuesta pasa a ser que la novela es en parte autobiográfica)
      Un placer sentirte cerca, Mucha.

      Eliminar
    2. Querido
      Siempre estoy cerca tuyo
      . Pero el doctor es el que me acalora.
      Su sensualidad y la barba me lleva a sueños
      un abrazo para vos y para é.mi recuerdo
      always

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Mi querida Mucha:
      Gracias por tu renovada compañía y por hacerme sentir tu cercanía.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
    5. Mi ensoñada Mucha:
      Es leerla y cobrar vida en sus palabras.
      Gracias pos sus vivificantes mantenerme en el vergel de su recuerdo.
      Siempre suyo,
      Alex.

      Eliminar
  13. Llego un poco tarde, por los pelos... Me ha encantado tu relato... y sobre todo saber de quienes se trata, adoro a los secretos, me gustan todas sus canciones.

    Precioso ese encuentro, esa llamada, ese imán... y ese viento que se lleva a la dama de hierro :)

    Precioso y romántico baile...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Carmen.
      Eso de llegar “por los pelos” al blog de un calvo es una hipérbole que me hace sentir un Sansón. :-)
      No llegas tarde, sino en tu tiempo. Y te lo agradezco. Es todo un detalle el que busquéis el cuándo y el cómo para leerme.
      Gracias por hacer que mis palabras no pasen desapercibidas como lágrimas en la lluvia.
      Ahora tengo que desinternetearme, pero en cuanto pueda me paso con ganas a leerte.
      Un fuerte abrazo, Carmen.

      Eliminar
  14. Wow Nino... Que buena pinta tiene tu novela, en unas pocas frases has captado mi atención y has avivado las ganas de querer leer más... de querer saber más sobre ellos, sobre el antes, el porqué él va sin rumbo y pensando en bebida y en el después, después de ese baile con aroma a pasión y libertad... A la espera me dejas de que tu novela vea la luz para poder disfrutar de ella... Avisa eh! :)
    Eso sí, no he sabido que eran Los Secretos... ahí, me has pillado... jajaja...
    Muchos besinos... y enhorabuena... me encantó y quiero más...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, H...
      Tengo claro que esa “buena pinta” es un reflejo de vuestras buenas ganas lectoras; pero confío en que algo se le pegue. Te agradezco que me digas que el fragmento despierta tu curiosidad: ya que no estoy curioso, me gusta saber que mis palabras sí pueden despertar ese sentimiento, jeje.
      Sí, el tema del baile lento (el de verdad, el sentido) me parece una temática muy sensual, me agrada leer que te ha gustado.
      Respecto a la referencia a “Los Secretos” son temas con 28 años encima, de cuando los dinosaurios dominábamos la tierra, lógico que no los reconocieras.
      Gracias por tus palabras de ánimo, H...

      Eliminar
  15. Pues con la novela deberías hacer algo, me gustaría mucho leerla.
    El relato interesante, para mí mantuvo el enigma, pues aunque leía algo que me sonaba, estaba tan convencido que hablabas de Irn Maiden que no caí. Eso sí, me alegro que fuera esa canción y no una de Iron Maiden la que el prota baila con la chica.
    Abrazos, Nino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, Juan Carlos:
      Gracias por tu interés hacia “Buscando el olvido”. Ahora sólo me queda defenderla con la mitad del ánimo que vosotros me trasmitís.
      ¿Así que creías que por los párrafos resonaban ecos de los Iron Maiden”? Je je, ese reto queda a la altura de genialidades como la de Sindel o la tuya. Me parece muy difícil articular un texto sobre títulos traducidos y lograr que funcione. Quizá aprenda a hacerlo de aquí a mil años.
      Vuelvo a agradecerte el que me dieras a conocer la iniciativa “Cinco palabras solidarias”.
      Un abrazo, Juan Carlos.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.