Un melodrama ambientado en el París de entreguerras del siglo pasado

miércoles, 30 de agosto de 2017

Un histórico cine de Memphis retira “Lo que el viento se llevó” por la polémica racial

Increíble el grado de memez intelectual que está alcanzando nuestra sociedad. Ahora la Historia no sólo la reescriben los poderosos, también la emborronan los majaderos.


A continuación reproduzco un corta/pega de un artículo de NICOLÁS ALONSO para la edición digital del diario “El país”.

Un histórico cine de Memphis (Tennessee) anunció este fin de semana que cesará la programación de la película Lo que el viento se llevó, un clásico de la cinematografía estadounidense producido en 1939, en su serie de verano por su contenido “insensible”. La decisión la tomó el presidente del Orpheum Theatre tras recibir quejas de numerosos espectadores, que calificaron la producción de “racista” y un “homenaje al supremacismo blanco”. Las críticas surgieron en el contexto de los disturbios racistas a mediados de este mes en Charlottesville (Virginia).
(…)
La primera proyección de la película en el Orpheum este verano coincidió con el día de la marcha de supremacistas blancos en Charlottesville el 11 de agosto, que resultó en la muerte de una mujer. En ese contexto, decenas de asistentes denunciaron en Facebook la película como un homenaje a la supremacía blanca y la criticaron por sus tópicos racistas.
“El Orpheum, como una organización dedicada a ‘entretener, educar e iluminar a su comunidad de espectadores’, no podrá continuar retransmitiendo una película que es insensible hacia una gran parte de la población local”, anunció en un comunicado el presidente del teatro, Brett Batterson. “Poco a poco, liberaremos a esta comunidad de elementos de elogio hacia la supremacía blanca”, explicaba una periodista afroamericana local.
(…)

Hasta ahora, Lo que el viento se llevó había participado anualmente en las 34 series de verano del Orpheum. Los responsables del centro adelantaron que tampoco será proyectada el próximo verano. El debate en torno a la decisión pone de relieve la tarea pendiente que todavía lidia Estados Unidos con respecto a las relaciones raciales. Y surge tras días de críticas al presidente Donald Trump por no ser suficientemente crítico hacia los grupos supremacistas blancos, un sector de la población que se ha visto alentado por el auge del republicano.

2 comentarios:

  1. No me lo puedo creer, amigo Nino, veo cómo promocionan, cada día, películas a las cuales más sangrientas o violentas, y un clásico como este es tachado de racismo... lo flipo.
    En fin, seguiré disfrutando de este bellezón desde mi salón.

    Mil besitos para tu finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Auroratris:
      Gracias por tu comentario.
      Vivimos tiempos en los que la tradicional memez humana viste una nueva gala: la de la corrección política. No me considero un atolondrado, por lo que no entiendo qué apología de la esclavitud se encuentra en la maravillosa película “Lo que el viento se llevó” (la novela sí que creo recordar que presenta cierta nostalgia de un Sur de USA evocada con un romanticismo que falsea el historicismo, pero leí a Margaret Mitchell hace mucho tiempo y traducida al español en una edición de Orbis para quioscos)
      Y sí, en estos tiempos de aventuras caníbales en los que incluso el deseo se presenta como una canibalización del lujuriado tras haberlo desdibujado en 50 sombras grises, la libertad de opinión y sentir cada vez está más limitada, con la excusa de protegernos o respetarnos. Esta quimera de proteccionismo por parte de los “bienpensantes”, me recuerda al proteccionismo burgués con el que los explotadores se ven como “padres protectores” de sus jornaleros, o a esos padres que ahogan a sus hijos entre algodones.
      Tiempos duros para la libertad, y amenazan con volverse liberticidas.
      Un abrazo, Auroratris.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.