El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative

El contenido literario de este blog está registrado en Safe Creative
No consumiré ningún producto de empresas que patrocinen el Mundial de Qatar 2022.

martes, 4 de octubre de 2022

El gran Tintero


El gran Tintero

 


La compañera Marta Navarro coordina la actual convocatoria creativa del blog «El tintero de oro». Marta nos anima a participar según las bases que “cortapego” aquí:

 


Como inspiración para nuestras fabulaciones nos propone al escritor estadounidense Francis Scott Fitzgerald y su obra «El gran Gatsby». Mi intención es la de aportar un relato que, pese a estar inacabado, ya tiene título: «La hermosa y el maldito». Confío en acabarlo antes del fin de la semana próxima. Mi aporte se sustenta en un truco que es a la vez un guiño a Fitzgerald. Lograr que me salga ese acto de ilusionismo –de dificultad similar a la de cortar en trocitos a un espectador y luego recomponerlo– es la clave para mi participación en el espectáculo creativo.

Ayer, mientras pensaba en Fitzgerald y Houdini, recordé un acto previo de ilusionismo: mi traducción de varios capítulos de la novela «Movieland: Hollywood and the Great American Dream Culture», de JeromeCharyn. Obra pasional donde Francis Scott Fitzgerald aparece diluido en sus pasiones.

He encontrado mi texto con la traducción del año 2000. Confío en irlo serializando en el blog; y en empezar a hacerlo a partir de mañana.

Os agradezco, amables leyentes y a mis compañeros de tinta, el ánimo y la cordialidad que me trasmitís. Agradezco en especial a DavidRubio el que me haga sentir en mi tinta cuando estoy en su tintero. Y agradezco a mi amiga Flor el que, sabedora de que mi pluma literaria estaba necesitada de tinta, insistiera en el beneficio que me supondría acercarme al tintero.

Te animo a que visites el blog «El tintero de oro». A que participes en alguna de sus convocatorias creativas y a que leas los aportes que realizan mis compañeros.

Yo que de pequeño odiaba mancharme de tinta... ahora no puedo vivir sin impregnarme en ella.

¡Larga vida al gran Tintero!

 

Nino Ortea. Gijón. 2022.


Ya he realizado el acto de ilusionismo en el que simulo ser uno más en la entintada “mesa redonda del Algonquin”; y –al igual que William Faulkner o Dorothy Parker– adapto mis textos o reescribo los de algún otro. En mi ilusión literaria reescribo un par de veces a Francis Scott Fitzgerald. En mi recreación literaria adapto un par de capítulos de mi novela «Donde vive el recuerdo»; y los ajusto para ilusionarlos como un relato acorde con la convocatoria inspiradora de la “algonquiniana” Marta Navarro.

He publicado mi relato. Un acto de ilusión que dura más que un suspiro (alcanza las 900 palabras) y que plasma sin prejuicios un amor con barreras y verjas.

Y ahora, sin más dilación, se levanta el telón y comienza –si es de tu interés– la narración. He presentado el relato como fotografías de un diario. Si encuentras dificultosa su lectura, por favor: dímelo.

Gracias por tu atención, amable leyente.

Leer «La hermosa y el maldito».


14 comentarios:

  1. ¡¡Ah, de la casa mi buen señor!!
    Esta humilde florecilla se hacerca hasta su pequeño escriptorium
    para saber de vos y sus achaques de migrañas, producidas por falta de sueño.
    Y de ese "Come, come" que no lo deja vivir como es la hermosa doncella, que vive a acurrucada en un rinconcito de tu corazón" flaco y en los huesos estás de tanto amor que tienes para dar a tu doncella, que por ella morirás de amor.
    Y es que la diosa Frambuesa, reina y marquesa de la pasión, fruta prohivida de paraíso terrenal.
    Conquistó y nunca mejor dicho té engatuso y te hechizo para tenerte siempre escribiéndole poemas y versos amor..... Chimpón se acabó la función de teatro.
    Sabes estoy pensando de que voy a escribir el relato, si yo sinceramente no conozco a este escritor y creo que la peli que hizo Leonardo diario no llegue a verla.
    Te deseo una feliz tarde-noche, recital este poema a mi buena amiga la 👸 frambuesa y para ti un cariñoso abrazo amigo. 😎🤗💐

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón es acerca sin la "H" bailarina.

      Eliminar
    2. Hola, dramaturga Flor:
      Gracias por esta pieza teatral de un acto, en el que desdramatizas la condición humana. Mis achaques forman parte de mí (algunos son consecuencia de mi vivir al exceso). La migraña es un malestar crónico; nada grave, pero sí fastidioso, incluso para quienes conviven conmigo ya que me ha vuelto huraño. La estimulante Frambuesa sabe cómo manejar a este cascarrabias. Ella es fruta fresca y yo, fruto seco; pero los dos somos felices en nuestro jardín del Edén (y a quien nos cuestione... ¡que le den!)
      ¡Morir de amor! Por suerte, no sé cómo se padece el desamor. Lo he olvidado. ¡Que se lo pregunten a Miguel Bosé!
      Me permito animarte a que participes en la convocatoria del tintero: a diferencia de la que se centraba en Poe, ésta es muy abierta, sólo hay que escribir una historia de un amor con barreras. El que no hayas leído a Firzgerald no importa.
      ¡Venga, anímate, remiaú!

      Eliminar
    3. Jjajajajajajajj vale, pero no se que me se ocurrirá , gracias por tu capote, eres un encanto
      de amigo , adiós almendra garrapiñada , jajajaja (lo digo por lo del fruto seco) sabes ahora hablando en serio has probado alguna vez las almendras garrapiñadas , están muy buenas ,te contare una cosa mi padre era feriante de joven hasta que se caso con mi madre, con 23 años.
      Y junto con su padres y hermanos tenían un pequeña caseta donde vendían almendras garrapiñadas y cocos.
      No tienes por que disculparte que no te voy a poner falta vale.
      Besos para ti y frambuesa ....Remiauu!!

      Eliminar
    4. Hola, almendro en Flor:
      Gracias por compartir estas vivencias familiares. Sí, me gustan las almendras garrapiñadas (y los cocos troceados). Lo que ocurre es que, dadas mis limitaciones de salud, ahora tengo que comer con precaución ese tipo de sabrosuras.
      Desbordas creatividad. Seguro que capoteas con arte este enviste creativo.
      ¡Olé, maestra!

      Eliminar
  2. ¡Ay! que tiempos, claro que era cuando no había e-mail ni nada de eso y las cartas se escribían y se enviaban por correos... Recuerdo que siempre le escribía (cuando se fue a la Universidad) con estilográfica, de aquellas que tenían una pluma de esas tremendas dorada y que producían una caligrafía grande, era una pluma que me había traído mi tío de Bruselas, donde vivía, y me encantaba por esa gran cantidad de tinta que iba llenando las cuartillas amen del olor. Recuerdo también que de tanto usarla al final esa parte por donde se coge para escribir, se rasgo un poco y me llenaba los dedos de tinta, que aunque no llegaba a manchar el papel si te los dejaba pringados cuando terminabas.
    Lastima de cartas quemadas.
    En cuanto a 'El Gran Gatsby' la pelicula, la vi muy joven -Robert Redford- y nunca me dejo buen sabor de boca o mejor ese saborcillo agridulce que mas que nada es amargo.
    Pero de eso se trata en mi caso.
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Erik:
      Gracias por compartir esta evocación de tus sentimientos y vivencias.
      Siempre he evitado el uso de estilográficas y similares. Incluso de bolígrafos. Uno de mis imborrables poderes mutantes es el de descargar la tinta en manos o prendas de vestir. De hecho, uso lápiz para todas mis anotaciones e incluso para escribir textos.
      No me ha gustado ninguna de las 3 películas sobre Gatsby que he visto. No entro a juzgarlas como adaptaciones, ya que no acabé de leer la novela; pero como películas las tres me parecieron meros ejercicios de estilo acartonado –incluso la que protagoniza Alan Ladd que es corta, en blanco y negro y una producción sin mucho presupuesto–.
      Un abrazo, Erik.

      Eliminar
  3. Desde hace tiempo estaba tentada a participar, escribía, pero nunca enviaba, hasta la anterior dinámica y quedé maravillada con todas las participaciones, adoré leerles y fue una experiencia maravillosa, estaré encantada de leerte, no sé si esta vez participaré, pero seguro pasaré a leerlos.
    Un abrazo, Nino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te tomo la palabra , si no pasas a leernos te modere una oreja , besos de flor.
      Pd , es la vaquera que hay en el primer comentario , besos guapa.

      Eliminar
    2. Hola, Mujer de Negro:
      Gracias por tu comentario, por esa confianza que demuestras en leer un relato que aún no he completado.
      Te animo a que participes en la convocatoria: me parece que es una temática tan abierta que cada relato va a ser sorprendente. Tienes historias que contar y habilidad para contarlas, no nos niegues el placer de disfrutarlas.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Nino; ya lo he publicado
      Un abrazo

      PD. Mis orejitas están salvas, Flor; ya he publicado y empezado a leerlos

      Eliminar
    4. Hola, Mujer de Negro: gracias por el aviso. Ahora me paso a leerte.

      Eliminar
  4. Aquí estoy tras leer la historia, la cúal no deja indiferente...
    Como pides la opinión respecto al formato de letra, te diré que sí, cansa la vista y dificulta un poco la fluidez del texto. Pero es a mí, no se a otros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Maite:
      Gracias por sincerarte en tu opinión.
      Sí, me equivoqué al presentar el relato en imágenes de poca calidad.
      Gracias y disculpa el retraso en corresponderte.

      Eliminar

Gracias por tu lectura comentada.

Entradas populares