Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

viernes, 17 de julio de 2009

The Savage Dragon: Si volvieran los dragones 4/8


-->
El camino del Dragón...
...está asfaltado por múltiples leyendas. Por eso de evitar tentarte con algo que no puedes disfrutar, labor realizada rumbosamente por esas novias de nadie que alegran nuestras noches, centraré el resto de mi divagación en los sortilegios del señor Larsen publicados por Planeta, entre junio de 1994 y marzo de 1997, dentro de la serie regular —veintiséis episodios, correspondiendo los tres primeros a la miniserie que presento a Dragon— y los dos prestigios protagonizados por el personaje. Pero antes es conveniente un pequeño repaso a una serie de proyectos resultado de la magia de Erik, que están estrechamente vinculados al coloso esmeralda.
Freak Force —miniserie de nueve números en España frente a los dieciocho que alcanzó en los EE.UU.— fue el otro espectáculo que Larsen había ideado como proyecto regular; el descalabro económico que suponía mantener en pie esta feria de los monstruos obligó a la cancelación del espectáculo. Esta coalición de rarezas defensoras de la ley está protagonizada por siete personajes presentados en las páginas de TSD, encontrándose entre ellos la ex prostituta —reconvertida en heroína eléctrica y electrizante novia de DragonRapture. El resto de sus planes fueron presentados en España como series limitadas o prestigios. El miembro de Freak Force, SuperPatriot —mostrado como muerto en el primer capítulo de TSD— cuenta con dos tomos que recogen sus nueva revelación como un ciborg víctima de los manejos de organizaciones secretas —Ciberdata— y de las arterías de su propio gobierno. El prestigio SuperPatriot —guionizado por Larsen y Keith Giffen, dibujado por Dave Jonson— parte del rescate del ciborg por su colega Die Hard, acontecimientos narrados en el tomo Youngblood Strikefile. El volumen SuperPatriot: Liberty & Justice se centrará en la respuesta del patriota a su uso como idiota, y en la desazón que invade su corazón recompuesto al ver a su difunta esposa caminar, con cuarenta años de menos, del brazo de un apuesto galán que se asemeja a él cuando no peinaba canas.
La alegría de la paternidad convertirá el desazón en deleite, al comprobar el héroe que Libertad y Justicia son nombres de ideales defendidos dignamente por su progenie, y no ideas prostituidas por partidos políticos cuya defensa del progreso se limita a una búsqueda del beneficio personal, o a decir de entrada NO, a lo que aceptarán a pies juntillas.
Los tres números de The Deadly Duo contienen la primera miniserie del tandem, realizada en 1994, en la que Larsen confió el dibujo a Andy Smith y Randy Elliot, quienes ejecutaron un trabajo gráfico muy en la línea del padre de las criaturas. Las aventuras de Kill-Cat —millonario obsesionado por vengar la muerte de sus padres— y Kid Avenger —descerebrado venido del futuro lastrado por su torpeza y su gusto por las mujeres rotundas— congregaron al suficiente número de seguidores como para propiciar una segunda miniserie en la que Erik solo guionizaría los dos primeros episodios, confiando el resto a Jeff Mariotte y Tom & Mary Bierbaum; John Clearly se encargaría de la realización técnica del espectáculo.
La serie limitada de seis episodios —cada uno de ellos dibujados por un artista diferente, entre los que se encuentran Joe Madureira o Angel Medina— Vanguard, en la que Larsen le cede la máxima responsabilidad en los guiones a Gary Carlson, presenta una cadena de sucesos que entroncan directamente con la continuidad dragoniana. El primer episodio español engloba la aventura de Vanguard publicada en Megaton, la introducción al nuevo proyecto, presentado en el TSD 2, y la primera entrega de la miniserie, en la que Supreme —supertipo trasportado a la dimensión tebeística por Rob Liefeld— entrega a Vanguard a la policía bajo los cargos de inmigrante ilegal. Curiosamente, podemos considerar a ambos personajes como versiones imaginativas de creaciones del Universo DC.
Si Supreme es visto unánimemente como una versión “alegre” de Superman, Vanguard reúne cualidades para ser considerado un desenfadado Linterna Verde: pertenece a una estirpe —los kalyptanos— autoerigida como guardianes de la libertad universal. El arresto del alienígena, su posterior sustitución por un multiforme, y su gusto por perderse por las calles de Chicago, o más concretamente por las sábanas de Roxanne Welles, tendrán influencia en los trasuntos de Dragon, quien aparece en la tercera y cuarta entrega de la miniserie. Es más, la contraportada del último episodio presenta seis viñetas enigmáticas donde se recoge la caída en mitad de un pueblo de Arkansas de un ser antropomórfico rodeado de fuego.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.