Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ven y enloquece apoya la campaña de Nino Ortea a favor de la lectura responsable y los sentimientos apasionados

miércoles, 30 de junio de 2010

Una de vaqueros: Adonis del desierto

Rawhide Kid: Slap Leather.

Guión: Ron Zimmerman. Dibujo: John Severin.




No hace falta ser Alicia para desear vivir en El País de las Maravillas.

Todos tendemos a la idealización, y a crear iconos allí donde simientamos nuestros anhelos: El mundo quimérico del Far West aparece poblado de vaqueros —quizás aseados, pero nunca acicalados— poco dados a refinamientos sociales, y guardianes celosos de su explícita virilidad. Estos hombres, condenados a penar en soledad algún amargo desamor, despiertan involuntariamente pasiones encendidas en corazones femeninos; y aunque la tentación es grande, finalmente optan por la libertad que supone vagar por unas praderas cuyo límite es el cielo estrellado.

Slap Leather es una miniserie de cinco números publicada en el año 2003 por la comiquera estadounidense Marvel. Su protagonista, Rawhide Kid, lleva en el armario de la editorial desde 1955. Recientemente formó parte del reparto de la excelente miniserie Blaze of Glory —firmada por John Ostrander y LeonardoManco— y en la actualidad protagoniza la miniserie de 4 entregas The TombstoneBlues, esctita por Ron Zimmerman e ilustrada por Howard Chaykin.

Rawhide es uno de esos pistoleros andantes cuyas andanzas son vistas como leyendas por los ficticios pobladores del Oeste Norteamericano. Sus diferencias con compañeros como Kid Colt estriban en su inmunidad al encanto femenino y en su aspecto y modales refinados. Tras leer Slap Leather queda claro el porqué de su indiferencia ante las mujeres: estamos ante un vaquero al que le gusta que le salga algún tiro por la culata.

Aunque pueda sorprender a más de un bebedor de zarzaparrilla en estos tiempos donde salir del armario es casi deporte olímpico, la decisión de evidenciar la condición homosexual del personaje llevó a colectivos de descerebrados yanquis como la Traditional Values Coalition a desearle a Kid el mayor de los sufrimientos como consecuencia de sus prácticas sodomitas.

Ajena al revuelo está una gran obra, que asentó a su guionista —Ron Zimmerman, colaborador del radiofónico Ron Stern— en el mundo de la Historieta. El relato atesora diálogos ágiles que definen perfectamente a los personajes. Zimmerman comparte la habilidad de Rawhide para encadenar ironía, sarcasmo o inocencia en sus comentarios. Ensillado con un esquema clásico en el género —pueblo ayudado por forastero frente a la amenaza de banda de forajidos— el tema se desboca rápidamente hacia una sucesión de reflexiones irónicas sobre constantes humanas.

La sinrazón del heroísmo, que nos lleva a sacrificarnos por quien no nos merece. El egoísmo del amor filial, que hace que un hijo desee ver a su padre muerto antes que aguantar las burlas por la ineptitud de su papi-sheriff. O la cobardía con que confiamos a extraños la defensa de lo que nos es querido, aparecen hábilmente entremezclados en este western poblado por pistoleros que desean ser princesas, doctores en medicina expertos en el Paternina, mujeres deseosas de matar y violar, u hombres que creen que el “valor” sólo es sabroso cuando marca a un chocolate.

La historia guarda referencias a obras clásicas — de Sólo ante el peligro a Raices profundas y a personajes históricos –de la Laura Ingulls de La casa de la pradera, al Presidente George Bush–. Como ejemplo del tono de la obra, comentar que el alcalde del pueblo responde al apellido Bush, tiende a llamar terroristas a los bandidos y ostenta el cargo tras ganar unas elecciones con la mediación de su padre y su hermano.

John Severin firma un dibujo costumbrista en los ambientes, detallado en los escenarios, equilibrado en los personajes y ágil en las situaciones. Su paginación y angulación desbordan un clasicismo nada vetusto. Adecua su arte al ritmo de la historia, manteniendo una narración acompasada al guión. Su firme entintado le permite destacar dentro de cada viñeta los elementos esenciales, resultando unos planos medios que en muchos casos cumplen la función de primeros planos.

Si te apetece leer una historia entretenida, inteligente y con regusto clásico, no dejes escapar Slap Leather. En su momento, la obra fue publicada en castellano —por el grupo editorial Planeta— en dos entregas formato pretigio que aparecieron en la línea Max bajo el título de Rayo Kid.

Eso sí, al igual que cantó Bob Dylan en su tema Tombstone Blues, aconsejo que no dejéis entrar a los niños.

Hoy junio. Mañana julio. ¡El tiempo es un rayo!

©Nino rtea, desde su silla de montar caliente . Gijón, 30-VI-2010

¡Megan Fox se ha casado!


Todo indica que, no en su dedo índice si no en su anular, la irrefenable Megan Fox luce un falso tatuado dorado.

En momentos como estos, es cuando recuerdo las preclaras palabras de EL FARY en la canción "Paloma que pierde el vuelo":


Mañana te vas a unir, a otro que no soy yo, mañana vas a vestir de negro mi corazón...mañana, cuando digas si, con tu boca lo dirás y en lo mas hondo de ti, no se lo que sentirás
(Estribillo)
Mañana, estrenaras el vestido, que tanto deseabas lucir conmigo Mañana, parecerá bajo el cielo una paloma blanca que pierde el vuelo Mañana, hay amor te vas a casar con otro, con otro que no soy yo... Mañana vas a brindar por una vida feliz y yo sentiré doblar campanas dentro de mi..Mañana tu vas a entregar, una rosa de papel, a otro que no soy yo cuando tengas a su piel
(Estribillo)
Mañana, estrenaras el vestido, que tanto deseabas lucir conmigo Mañana, parecerá bajo el cielo una paloma blanca que pierde el vuelo Mañana, hay amor te vas a casar con otro, con otro que no soy yo... Mañana recordaras, el tiempo de nuestro amor y en silencio lloraras dentro de tu habitación, pero las cosas son así, tu te marcharas con el y mi vida dejaras amarga como al hiel
(Estribillo)
Mañana, estrenaras el vestido, que tanto deseabas lucir conmigo Mañana, parecerá bajo el cielo una paloma blanca que pierde el vuelo Mañana, hay amor te vas a casar con otro, con otro que no soy yo... Te vas a casar con otro, con otro que no soy yo...

lunes, 28 de junio de 2010

Tras la caída



¿Dónde voy, cuerpotriste?

Quizás si hago lo que todos esperan, seré como dicen que debería haber sido.

Y es que con lo que tú vales, con lo que tú puedes… Verte así, ¡qué estés así!

Debería empezar por cercenar mi curiosidad o quizas por lapidar mi impetuosidad. No, mejor las cuelgo, para que sirvan de escarnio público.

¡¡Niños, no hagáis esto en casa, o acabaréis como Nino¡¡

No volveré a soñar despierto y cuando duerma contaré ovejas eléctricas (lo juro por aquello en lo que no creo).

Contendré mi ira frente a lo que me disgusta y transformaré mi agresividad en violencia contra los indefensos.

¡Cambia de banda!

¡A estas horas no hay dónde aparcar!

¡Eso pregúntaselo a la lista de tu madre!

Dejaré de ser el raro, el vago, el excéntrico… Ya no seré yo, seré el otro.

Renol. Fubol. pesoe. De 9 a 5. Cocacola lait. VISA. Matrimonio. Noche de los fuegos. Infidelidad. Pañales. Teledeporte. Gris.







¿Dónde voy? ¡A Play boy!

!Soy yo, no el otro!

Es mi lado deficiente lo que me vuelve diferente. Así que necesito seguir aprendiendo todo lo que pueda, pues quizás me ayude a mejorar.

De momento:

Sé lo que no quiero.

Sé lo que no puedo.

Sé lo que no debo.

No me basta saber, ante todo debo recordar que me conviene alejarme de bebedizos fríos en vasos largos y de momentos calientes en pasiones cortas.

Debo acordame de que embeberme con los prejuicios de los demás es perjudicial para mi salud.

Vértigos a parte, sé que fue la BELLA, y no la caída, lo que mató a la bestia. Y es que es lo más hermoso lo que hace más daño. Pero no debo dejar que me encoja el miedo, si no que me frene el respeto a mí mismo.

Tras la caida, me levanto. No me voy a quedar en el suelo para pasar desapercibido.

Bueno, y ahora me toca reinventarme.

¡Seré un perro verde!

¡Miau, miau! ¿Por qué coño voy a ladrar si no me apetece?

VyE: Pop!: Hemicarneal - Estopa

VyE: Pop!: Hemicarneal - Estopa

viernes, 25 de junio de 2010

Gracias

Gracias a todos los que os habéis interesado por la situación que atraviesa la Unidad de neuropediatría del HUCA. Os agradezco sinceramente vuestro apoyo a un tema que desconocíais y que, por lo tanto, no os afecta.

Yo soy el primero que desatiende las problemáticas ajenas, así que entiendo muy bien a los que hacen de sus excusas razones para centrarse en lo suyo. De ahí que no sólo me está sorprendiendo vuestra respuesta, si no que en algunos casos me ha emocionado.

Más allá de agradeceros la firma del escrito, quiero reconocer vuestra ayuda a mantener viva mi esperanza en que, con el tiempo, llegaré a ser una persona desprendida como vosotros.

Salud y suerte a todos.

Nino

viernes, 18 de junio de 2010

Sobre la situación de la Unidad de Neuropediatría del HUCA.

Hola:

Os agradecería la lectura del escrito que acompaña a estas palabras; y que si lo estimáis oportuno lo imprimáis y firméis, independientemente de vuestro lugar de residencia.

Una vez impreso, aquellos que me conozcáis, podéis entregármelo en mano. Quienes estén interesados en firmarlo, pero no me conozcan, pueden ponerse en contacto conmigo a través de ninortea@hotmail.com para facilitarles mi dirección de correo a fin de que remitan firmada la solicitud. Escanear el documento una vez cumplimentado, para después reenviármelo como adjunto sería también otra opción.

A todos, gracias por vuestro tiempo e interés.

Un abrazo.

Nino



A LA ATENCIÓN DE LA GERENCIA DEL SESPA



Nombre y Apellidos:

DNI:

Domicilio a efectos de notificación:



EXPONE



Que en Marzo del 2008 se hace la presentación de la unidad de neuropediatría del HUCA y sale publicado en los periódicos que “el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) quiere convertirla en un servicio «de excelencia y referencia»”.

En aquel entonces la unidad constaba de dos neuropediatras y la saturación de la unidad ha ido creciendo día a día, las listas de espera aumentando varios meses y consecuentemente la calidad deteriorándose.

A día de hoy, aprovechando el reciente concurso de traslados se ha quitado un médico ya formado en esta área, dejando a la unidad de neuropediatría en un colapso total con un único médico.

La situación actual es la siguiente:

· No hay nadie con la formación necesaria para atender a estos niños cuando este médico esté de descanso, baja, vacaciones o en un congreso.

· Los niños que están hospitalizados no pueden ser atendidos adecuadamente si este médico está gran parte de su tiempo pasando consultas externas.

· En las consultas externas se atienden por día más niños de los que se debiera, con el consiguiente riesgo de equivocaciones por parte del médico y frustración de los padres que no disponen del tiempo necesario para consultar con el médico.

· Se están cancelando y retrasando citas.





SOLICITA



Qué se dote a la unidad de neuropediatría de más médicos especialistas en neuropediatría urgentemente, con una continuidad (en una especialidad tan compleja como ésta, no se puede cambiar de médico cada dos años).

En cuanto a convertir a la unidad de neuropediatría en un servicio de «de excelencia y referencia» al ser prácticamente una utopía, al menos debería atenderse a los niños con problemas neurológicos con un mínimo de calidad y tener la seguridad y tranquilidad de que en caso de urgencia siempre habrá un médico con los conocimientos necesarios para hacerse cargo de la situación, cosa que a día de hoy no se cumple.



Firmado

Fecha,



jueves, 17 de junio de 2010

martes, 15 de junio de 2010

Las ilusiones perdidas 01

Se ha acabado la serie televisiva Perdidos. Su desenlace ha sido desmesuradamente decepcionante, como sólo lo puede ser un final que no finaliza nada. Tan decepcionante como ese “Te mereces a alguien mejor” que, tras oírlo, nos lleva a dejar todas las puertas abiertas a quien no quiere entrar en nuestra vida, si no salir de ella. Un desenlace que nos mantiene enlazados es tan inútil como un cuchillo romo, tan desconcertante como una llamada muda.

Quizás sea el signo de los tiempos eso de evitar tomar posiciones concretas que puedan ofender a los de natural ofendible. Al igual que la rapiña de todo voto incauto lleva a los políticos a no opinar sobre lo no encuestado, quizás fue el respeto a las elucubraciones de sus espectadores lo que llevó a los desorientados guionistas de Perdidos a no trazar una salida al laberinto creativo que habían creado, por eso de no ser tan confinados como para mapear Los ilimitados reinos de la Imaginación.

¿Qué “El humo negro” era resultado de la acción contaminante de “Los otros”? Eso ya lo excusó el barranquista de Obama, gran pateador en la distancia de culos británicos. ¿Qué en La Isla no se pueden tener niños? Eso ya lo preconizó la desigual Aído con su antes ponerse tetas que tirar de las carretas del parto. ¿Que en Dharmalandia los malos son buenos y las que están buenas están muertas? También en este dolor llamado Spain la Derecha defiende los intereses de los trabajadores y los sindicatos los del Gobierno. El mundo al revés… ¿nos hemos perdido algo?

Pues sí, creo que un asunto muy nimio: la cosa está muy malita con esto de la Crisis como para ir dando disgustos a la gente. De hecho, no me extrañaría que en el Mundial futbolero, acabasen todos empatando y nadie perdiendo, para así evitar disgustos y el que no reciba un premio por goleador lo tome por goleado. Y es que en su concluir, con la serie pasó como con la Política —que no deja de ser el mayor de los teatros— y se impuso el “café para todos”. Algo que de haber sido bebible —ya que el resultado resultó intragable— se hubiera agradecido a esa hora de emisión catódica, tan poco católica, en la que sin la excitación de la cafeína y dado el marasmo de lo que se emitía, uno podía pensar que estaba viendo una programación naif de Pocoyó por La 2 o una redifusión sandunguera de Astro Show por Factoría de Ficción.

Acabar no acabó NADA, ni el mayor de los misterios:

¿Cómo hemos podido dedicarle 5 años a preguntarnos qué significaban los números 4, 8, 15, 16, 23 y 42 cuando somos incapaces de recordar un simple número de móvil? ¿Por qué le hemos dado tantas vueltas a la ubicación de La Isla, cuando la mayoría somos incapaces de situar Palencia en un mapa? ¿Qué tenemos los calvos, a parte de atractivo, para que siempre nos pinten de malos?

En estos 5 años, podría haber estudiado derecho, haberme hecho un hombre de provecho y llevarte a ti al lecho… ¡Pero no, me dio por ver Perdidos! Quizás por eso empezaron a jorgejaviear Sálvame, para rescatarnos del síncope intelectual resultante de la suma de viajes en avión con viajes en el tiempo.

Además, a alguien tan versado en desenlaces abruptos e inesperados como yo, no le debería haber sorprendido esta astracanada. Lo mismo que hay pimponudas con las que confundo el amor con el deseo, quizás en esta serie lié el “final” con el “fin”. Y es que está claro que el fin de sus creadores no era dar final a su relato; y sí el continuar rentando el sin fin de opciones abiertas para su inusual relato insular. Ahora, anuncian que los compradores de la edición en dvd de la sexta temporada disfrutarán de 20 minutos de metraje exclusivo que ¿solventarán dudas? Dentro de poco, seguro que los felices consumidores de un japimil verán fritas en cada una de sus patatitas las ignotas palabras que Sawyer susurró antes de deshelicoptearse. Y es probable que, a cambio de una suscripción anual al Canal Cocina, nos vayamos enterando de las mejores recetas de La Isla. ¡Y es que le debemos tanto a ese apóstol del peseterío llamado Jorgelucas, que comenzó su conversión en una galaxia muy lejana!

ADELANTE

Las ilusiones perdidas 02

Vamos, que con esta fábula televisiva nos sucede lo mismo que con las ficciones amatorias: no se terminan pues en realidad no han comenzado. Pero no importa, disfrutamos más malinterpretando lo que nunca ocurrió y rememorando falsos recuerdos, que afrontando la realidad de nuestra soledad. Perdidos no se acaba mientras siga en nuestras mentes, lo mismo que a ciertas obsesiones las convertimos en lo que nunca muere.

Pese a haberle dado a su serialización un final tan de principiantes —aunque ahora que lo pienso ¿se podría revindicar como una revisitación al Finnegans Wake, de James Joyce?— sería injusto juzgar la serie por su final. Aunque para la inmensa mayoría —esos que no vemos los documentales de La 2 si no a la Carbonero en La 5— es algo irremediable el dejarnos llevar por el regusto amargo de un final a disgusto. De hecho, soy de los que al ser expulsados del lecho me enrabio en mi derecho al deshecho de los recuerdos atesorados. Donde antes había resguardos de lo vivido ahora guardo resquemores de lo sentido. Así que ante un finiquito tan malito como el de Perdidos, no me faltaron ganas de ir al baño ni de hacerle daño a mi colección de episodios cuidadosamente ordenados y acreditados. Me sentí tan ridículo como el bueno de Locke tras pasarse tanto tiempo introduciendo un código descodificado. Al igual que él —y es que ninguno de los dos tiene un pelo de trostélido— me faltó poco para, sin ponerme dharmático, tomar la iniciativa de mandar al orto mi colección de dvds guardados en una caja de barritas para cereales decorada con recortes de la serie.

Pero, de repente recordé los buenos momentos que pasé viendo algunos episodios. Cómo me había emocionado con ciertas situaciones planteadas, e incluso me maravillé aliciosamente ante la capacidad de los guionistas para entrelazar relatos. Incluso en esta sexta temporada, se me ha escapado alguna lagrima en los episodios en los que se mostraba al Amor como una pasión atemporal que nos acerca a lo mejor de nosotros mismos.

Quizás porque me arrepiento del vacío que ha seguido a mis arrebatos desprendedores. Puede que porque, con el paso del tiempo, he comprendido que no puedo desbaratarme de aquello que alguna vez he querido. El caso es que tirar esos episodios sería despertarme de todo lo que me han hecho soñar. Y si perdemos la capacidad de ilusionarnos, lo perdemos todo.


Toda decepción es resultado de nuestra confianza en que compartiendo podemos mejorar. Todo fracaso es prueba de que hemos intentado mejorar. Lo importante es estar vivo. Lo importante es que estamos todos vivos.

ATRÁS




© Nino Ortea, perdido hasta que tú lo encuentres en Gijón, 15-VI-10

lunes, 14 de junio de 2010

El libro gordo de Ninete 02



Porqué es un sustantivo (el porqué, es decir, la causa, el motivo); siempre va precedido del artículo (el) o de otro determinante (su, este, otro...). Admite plural : los porqués.

Ejemplo: No explica nunca el porqué de sus decisiones.

Porque es una conjunción causal: introduce una oración subordinada que explica la causa de otra principal.

Ejemplo: Lo he entendido porque me lo has explicado muy bien.

Por qué sólo se usa en oraciones interrogativas, directas e indirectas. Por es preposición y qué es un pronombre interrogativo.

Ejemplos: ¿Por qué no has venido a la fiesta? (Interrogativa directa)

No sé por qué se ha portado tan mal.(Interrogativa indirecta)

Por que se compone de la preposición por y del pronombre relativo que; se puede sustituir por "el cual, la cual", etc.

Ejemplo: Fueron varios los delitos por que fue juzgado.

domingo, 13 de junio de 2010

Xixón Blues: El Trisquel

Hace más de 30 años, si es que el tiempo se puede medir, que conozco a Richi. Este texto de su blog —Xixón Blues— me ha emocionado. Sin pedirle permiso, que pa’eso tan los collacios, he cortado y pegado su texto.

La fotografía que lo acompaña, la he tomado de la cuidada selección de fotos sobre El viejo Trisquel que Miguel JBR tiene colgadas en Flicker.

Salud y suerte a todos.

Nino

El Trisquel

Cuando Rafa me contó el chigre que iba a montar, mezcla de Café Gijón, Café Concierto, sitio guay pa colegas, celta, asturianista, comprometido, buena música..., no me podía creer que en mi barrio surgiera tal oasis. Cuando me dijo que era el Bar Corripio, todas mis ilusiones se derrumbaron.

Convertir el Corripio en algo diferente se me antojaba tan difícil como transformar el Horóscopo en convento. Sin embargo, asistí desde el principio a tal transformación. Ayudé a cribar la arena con la que se hizo el cemento que tanto soportó año tras año. Participé entusiasta desde el amanecer de lo que fueron años inolvidables. Conocí a los otros dos creadores de tal maravilla.
Siempre que en prensa o televisión anuncian algo que tildan de para emprendedores, me pregunto por que no aparecerá en la noticia la foto de Rafa. Conozco al Fino hace siglos y siempre estuvo montando grupos, chigres, manifestaciones, contubernios, muyeres, asociaciones, huelgas, conciertos... Su obra maestra aún perdura.
Gracias a el conocí a dos personas irrepetibles. Rosendo (el sendo)daba una primera impresión equívoca. Por supuesto no se atisbaba la menor afinidad con sus otros dos socios. Sendo era un intelectual. Sendo era el camarero perfecto. Podía aguantar durante horas los lloriqueos y miserias tardoadolescentes de varios y varias, no sólo sin perder la compostura, sino que al mismo tiempo hacía carajillos y te aconsejaba lo mejor en cada caso. Horas y horas me aguantó el Gran Sendo. Yo, hoy, me pegaría. Pero si lo que querías era hablar, era empatía era, al fin, un hombro sobre el que llorar, ahí estaba Sendo. Con el tiempo Sendo opositó, aprobó, y nos quedamos mancos. Ahora es Don Rosendo. Lo vi hace años en una playa del occidente asturiano. Seguía siendo el mismo. Tras diez minutos de "queyedetuvida" me dijo: Que es eso que llevas en el dedo!? Un anillo Sendo. Caseme,ho. No jooodas. Se me ha caído un mito. Resulta que el mito era yo, manda cojones.
El tercero en discordia más que persona era (y es) un personaje. Tras tremendo bigote y resbaladizas gafas asomaban dos ojazos enormes que controlaban todo sin pestañear. Mi primera impresión cuando conocí a Beto fue que estaba como una puta cabra. Hablaba asturiano occidental haciendo ostentación de che vaqueira, pegando unes voces de la de mi madre y, finalizando cada frase con una estridente carcajada. Y que no faltara la carcajada, porque cuando así era, la bronca era generalizada. Los cagamentos que podía echar a los albañiles, al aparejador o a sus dos socios hacían peligrar la idea que que aquello se lograra. Sin embargo, con el tiempo (poco tiempo) comprobé que Beto sólo tenía una cara y era la que estaba a la vista. Siempre me quejé de no tener un hermano mayor del que vacilar y que además me sacara las castañas del fuego. Beto nunca fue eso. Pero me enseñó lo que era un hermano mayor.

Rafa siempre me comprendía. Sendo me explicaba mis propios sentimientos y me tranquilizaba. Beto me agarraba por la pechera, me estrellaba contra la pared y me gritaba: ¡Me cagonmiputamadre Richi, LO PRIMERO YE SER UN PAISANU, espabila guaje!
Qué suerte haber tenido a tres fenómenos tan cerca en años tan convulsos. Todo lo bueno que les pase es poco y todo lo malo es injusto.
Simplemente, hermanos, GRACIAS.

El Richi. Xixón, 30-V-2010


© Texto El Richi http://xixnblues.blogspot.com/

© Fotos migueljbr http://www.flickr.com/photos/15602945@N07/sets/72157622287499226/

sábado, 12 de junio de 2010

Deberías salir en las pelis



Peliculero.

Así es como me llaman. Bueno, también “pesau, pulpo, chaval, señor, pendón u oyetú”; pero lo de “peliculero” es de lo que sale primero. Aunque, como soy muy galante, siempre dejo que sean ellas —las alegrías y las penas— las que pasen delante.



Admitir admito que me gusta el cine. Aceptar acepto que soy fantasioso. Pero de ahí a montarme películas… ¡Qué más quisiera yo, si mi infancia es el eco de mi lamento por no haber tenido un cinexín! Pero, si soy tan lince para eso de los videos que a mi madre le aconsejé que se comprara un betamáx. Si soy tan torpe que mi autoría fotográfica queda siempre acreditada por mi indoblable dedo meñique; y tan bocas que —menos en el de mi boda— salgo hablando en todo vídeo ajeno.



¿ “Peliculero” yo? Eso lo será el visionario de Zapatero, que ya veía la crisis solucionada cuando aún no la había reconocido. Yo soy preguntón, fisgón o mirón depende del guión de la situación. Pero en lo de “peliculero” lo mismo que en lo de pistolero: continúo entero.





Negar no niego que me gusta positivar mi vida. Y que me pierde montarme noches americanas en tardes lluviosas. O que recreo en exteriores escenas pensadas para interiores. Egocéntrico —por fortuna—, narcisista —lo evidente— y hedonista —hasta el tuétano—. Pero de “peliculero” lo mismo que de soltero, quizás lo soy pero no me entero.

Decir os digo que me pierde añadir un aire de novedad a lo monótono, un aroma de deseo a lo rutinario y un mucho de ilusión a lo cotidiano. Si a veces veo una luz donde sólo hay obscuridad, eso no quiere decir que mi vocación frustrada sea la de ser acomodador; si no que no me acomodo a estar sin esperanza. Que prefiera una tarde lluviosa, si acabo a tu lado, a un año sin el sol de tu sonrisa, no quiere decir que me guste lo breve si no que valoro lo intenso.

Muchas veces, al contar mi vida, la gente cree que fantaseo y exagero. Mis amigos incluso aseguran que se me ve el plumero. Expertos en lo ajeno e indoctos en lo propio, así somos los hijos de Eva y las hijas de Adán. Oyendo a los demás, eso de quejarme por trabajar solo, por la noche y mientras la ciudad duerme es una película melodramática que me monto para ver si recibo algún galardón sobre un colchón.



Por fortuna, otros antes que yo, han compartido su lamento por eso de maldormir cuando la cuidad ruidea.



Y ahora, mientras voy y lo intento (que eso de disimular mi fealdad requiere de los mejores efectos espaciales) aquí os dejo con un vínculo al blog más interesante de todos cuantos he leído.

© Nino Ortea, actor de sí mismo. Gijón, 12-VI-2010

VyE: Pop!: Wot Captain Sensible

VyE: Pop!: Wot Captain Sensible

Los poderes que son





Vineta obra de EL ROTO

viernes, 11 de junio de 2010

Viernes lluvioso pero prestoso

¡Hola a todos!

Viernes lluvioso, viernes hermoso. Tras mi letargo primaveral, vuelvo a la jungla y ¿qué me encuentro?

Berlusconi deja plantado a Zapatero cual pellejuda a Ninín. Obama sigue haciendo lo que le da la gana: presiona a Irak, patea culos a británicos y alcahueta a Israel. En Gijón los mangutas británicos asistentes a una lambrettada intentan que Marcello Ninoniani baile una lambada con la menos agraciada. La recepción estalla en una sonora ovación al contemplar su actuación. Paco Gonzalez no puede escuchar Carrusel Deportivo porque lloraría a los 2 minutos, Mar-ce-li-no-Jo-sé no puede recordar Perdidos porque lloraría por las 6 temporadas. El Mundial de fútbol concentra la atención informativa, lo que será aprovechado por los poderes que son para desinformar sobre sus manejos. Steve Jobs españoliza el iPad mientras Nino Ninero gijoniza a iKong. Amin Maalouf gana un Premio Príncipe de Asturias de las Letras que inmerecidamente merecía Nino Ortea. Las cajas de ahorros inician un proceso de fusiones frías, a la par que marceNino continúa derritiéndose ante las calientes. Chupa Chups cierra su factoría de Villamayor tras haberle chupado millones de euros en ayudas al Principado. Los funcionarios públicos convierten en reunión privada una huelga general. Sarkozy no quiere guardaespaladas más altos que él y Narciso Nino no ronronea a pellejudas más peludas que él. Megan Fox no participará en Transformers 3 Michael Bay 0. Gonzalo de Castro juega a los médicos con Natalia Verbeke en lo que confirma que los feos somos más divertidos. Tras ver Kick-Ass, SuperNino sale a la calle con su pijama de pocoYo dispuesto a combatir su superEgo. Podría escribir más, pero tengo hambre de ti, no de palabras.

No me irás a decir que éste, como cualquier otro, era el mejor momento para venir y enloquecer.

Ahora que has venido y no te has ido, damos comienzo en esta primavera a la 5 estación de Ven y enloquece, donde todo crece menos el pelo de Marcelo.

¿Un danoNino helado?

© Nino Ortea, afeitado y duchado pero igual de arrugado. Gijón, 11-VI-06







sábado, 5 de junio de 2010