Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Grant Morrison y los X-Men 05



En el Anual X-Men se nos introduce a Xorn, mutante llamado a desempeñar papel fundamental en la salvaguardia de su casta. A su vez se nos hace participes de nuevos conceptos como la existencia de una tercera especie, el Homo Plus —conformada por humanos deseosos de convertirse en mutantes mediante el trasplante de órganos—, o de la consolidación mundial de la Corporación-X, creada por Xavier para defender los haberes mutantes en un mundo marcado por la mercadotecnia.



Entre tantos intereses económico-genético-homicidas, el célibe Cíclope desoye los cantos de sirena de Emma, quien ríe sabiendo que ese ulises atracará en su puerto.




Leinil Francis Yu, otrora realizador habitual de la serie, filma este relato en Marvelscope, formato apaisado saludado desigualmente por los prosélitos X.
Del Anual al 117, y muto porque me toca. En este caso la mudanza también afecta al ilustrador, ahora Ethan Van Sciver quien funciona como encargado de la continuidad gráfica mutativa, alternando la elaboración de BOEMS –117, 118, 122, 124– o portadas –129, 130–.




En este intermezzo narrativo, seremos testigos de la imposibilidad de ser respetADo, si uno no se respeta a si mismo. Los humanos desprecian a los mutantes, y éstos se burlan de sus compañeros menos agraciados.




Reciclando las acertadas ideas de Malcom-X, quien al convertir la X en su apellido intentó denunciar la discriminación de su estirpe, podríamos decir que es imposible plantearse una unión de razas, sin que exista primero una relación igualitaria entre los miembros de cada linaje.
De hecho, ciertas muestras de amor entre seres pertenecientes a distintas especies son consideradas antinaturales; y el pobre Hank McCoy ve calificada su dulzura de bestialismo. Por si La Bestia no tuviera suficiente con el palo anímico, su cuerpo y sus huesos son apaleados por una Cassandra Nova –transmutada a Xavier– que se beneficia de la ceguera antimutante para el exterminio de la progenie X, sabedora de que a los humanos les quedan tres telediarios antes de su autodestrucción. La marcha de Charles al espacio exterior es aceptada por sus alumnos, acostumbrados a que su mentor los abandone en el momento más inoportuno, lo que será aprovechado por Cassandra para intentar aniquilar a los mutantes usando la fuerza Shi’ar.






ADELANTE


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.