Ven y enloquece

Ven y enloquece
Felicitación navideña obra de Mónica http://neogeminis.blogspot.com.es/2017/12/y-llego-el-dia.html .

miércoles, 29 de abril de 2009

Las arañas de Marte I


-->El domingo pasado, Sergio Huerta me regaló —para mi sorpresa— la edición estadounidense de la miniserie V. Ventajas de tener amigos desprendidos.
A raíz de su obsequio, nos pusimos a charlar del hoy y el ayer de la ciencia ficción en España. Los dos coincidimos en señalar que, probablemente V había sido la última gran serie televisiva de “marcianos” que había triunfado en nuestro país. Más allá de que la figura invasora de Diana haya pasado a encarnar, en mi bestiario, la figura de la “lagartona” por excelencia, comentamos la tremenda repercusión social de la producción televisiva, traducida en una gran explotación comercial, que alcanzó los límites de lo “guarrindongo” con la distribución de un dulce con forma de rata. Y eso en un país donde se comercializan “huesos de santo” o “brazos de gitano” resulta una demasía.
Proyectos sumamente interesantes como las series vinculadas a Star Trek —y no lo digo por haber sido su traductor—, Babylon 5 o Farscape —de la cual se anuncia una próxima temporada en Internet— han sufrido el desprecio de los ignorantes de su valía, a los que en cuanto les mencionas la palabra “nave espacial” les entra la misma repugnancia que a mí al oír el término “brócoli”. Sergio no podía evitar reírse cada vez que le comentaba la cara de ¡a ti te falta un hervor! con el que mis conocidos me miran, siempre que proclamo que mi vida sería más gris sin el brillo en ella de Battlestar Galactica… O que leo tebeos… O que soy feliz.


De hecho, esta aversión a lo “fantástico” —con la honrosa excepción de Expediente X— afecta a otros muchos programas televisivos; y explicaría el porqué del fracaso de producciones como Perdidos, Ángel o Los 4400.
Sólo cuando estas series son presentadas como productos juveniles —Xena, Smallville, Buffy…— son aceptadas como animal de compañía televisivo. Aunque viviendo en un reino donde Los Simpsons, Padre de familia o Vaca y pollo son consideradas apropiadas para una audiencia infantil, mis deseos de que llegue La República aumentan.



-->

7 comentarios:

  1. Tú y las lagartonas!
    Tú y las pellejudas!
    Tú t las trostélidas!
    Ninín, ¡a ti te sobra un hervor!

    Besines

    ResponderEliminar
  2. ¡V, Juncal!
    Eso de disfrutar con el brazo en alto, me suena muy Estatua de la libertad, je je.
    Pues sí, la cita televisiva creo recordar que era los sábados tarde.
    Curiosamente, y claramente influido por esa serie tan decadente, mis encuentros con las lagartas son en la noche de esos días.
    ¡Nefasta influencia del serial!
    Aunque... también veía El hombre y la tierra, quizás de ahí mi costumbre de ser un borrego frente a tanta lobona.
    ¡V!

    ResponderEliminar
  3. EL ESPIRITU QUE ANDA29 de abril de 2009, 21:32

    JODIDOS REPLICANTES!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que no soy muy de ciencia-ficción, sobre todo en lo literario. Dune, Asimov o ESDLA
    En el cine si me entretienen algunas cosas de aventuras.
    En lo que no coincido contigo es en lo de que la ciencia-ficción sea un género tan clásico, pienso que es de este siglo
    Lo otro son obras de terror, fantásticas o de evasión.
    Creo yo

    ResponderEliminar
  5. Nino de no ser por ti no habria descubierto Battlestar, so say we all!
    Imaginat los problemas que tengo yo que juego al roll
    Que Anokoth t guie y t guarde
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Nino el de Anokoth soy yo. ya sé que no te gustan los anónimos.
    Manu

    ResponderEliminar
  7. Pues no sé que decirte, Espirituoso. De los replicantes peliteñidos paso, pero lo que es de su sección femenina pellejil... ¡No puedo!
    a mí, como grito de guerra, me mola ,más lo de:
    ¡Mardito roedore!
    ¡Venga, a las barricadas, que es 1 de MAyo!

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.