Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

miércoles, 29 de septiembre de 2010

Los gloriosos tercios del saber 02

Y en mi vejez, ¡viruelas! ¡Tócate las muelas!

Aquí estoy, de vuelta a la escuela para no aprender nada. Aunque, cualquiera se lo dice al talantista de nuestro actual presidentalista. Lo mismo me zapatea el fandango al ritmo de “Usted no es español, Sr. Ortea”; o me manda a Melilla a hacer una encuesta sobre el uso de Nocilla entre la población moruna pasada ya la una.

Ya hace años que estoy en desuso y desaprovechado —la culpa es de ELLAS y de su apego a volver invisible al insufrible—. Pero ahora me encuentro solo, desempleado y desmotivado. Soy un mercenario a desgana de los tercios del Saber, donde combato durante 5 laaargas horas al aburrimiento con la mejor de las apatías. Pero, ¡cómo para quejarse está el patio! Lo mismo me mandan barrerlo. Y más después de la última genialidad de Pepeluí; que lo suyo, aunque lo parezca, no es un chiste.

Nuestro cabecilla, al ser preguntado sobre el alto nivel de desempleados en España, como no podía hacerse el sueco se hizo el noruego "Una persona, cuando está formándose, está trabajando, está trabajando para el país" (José Luís Rodríguez Zapatero. Oslo. 13/09/2010)

Dame la manita, Pepeluí. Debo reconocer que, en mi torpeza, al firmar mi primer contrato allá por 1986, debí de fijarme en eso de la parte contratante de la primera parte será considerada como la parte contratante de la primera parte. Toda responsabilidad sobre mi perenne precariedad laboral recae en mi no haberme parado en aquel momento a leer lo que firmaba y haber respondido a mi entonces contratista: “Verás, artista, lo que no quieras para tus propios no se lo ofrezcas a los extraños”. Eso sí, tengo que reconocer que ni entonces ni peonces me han despeinado las inclemencias laborales. Pues, menos de mono de barraca, he trabajado de todo en esta feria de las vanidades. Hambre nunca he pasado y, la verdad, me he divertido bastante.

Además, como parte contratante de la primera parte, mi intención no es la de explicarle al monclovita que, obviamente, no es lo mismo estar en el paro que estar parado. Ya lo hizo otro literato —por entonces senador— con la diferencia entre estar “durmiendo” y estar “dormido”; y al final le tombolearon un premio nobel de literatura. Yo, como no quiero el premio pero sí el dinero, quizá deba dedicarme a eso de escribir leyes. ¡Seguro que como mal aforado acabo bien forrado!

Y si no, al cuento.

El 15 de septiembre de 2010, el lenguaraz portavoz del PSOE en el Congreso de los Aforados —el magistrado y ex ministro José Antonio Alonso— defendió el despropósito de negar el carácter bélico de la misión de los soldados españoles en Afganistán, con ese recurso tan español de que el Infierno son los demás: A diferencia del Gobierno español, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y otros hablan de guerra en Afganistán porque en la lógica del uso de la lengua inglesa la palabra guerra, ‘war’, se utiliza de manera polisémica y, así, se habla de guerra contra el narcotráfico, contra el crimen o contra el terrorismo.

Quizás porque en su interior llevaba abanderado, al aforado cayó en el ardor guerrero de la defensa de la no guerra. Además, sabido es que todo anglófilo usa la palabra “war” no sólo cuando va a batallar, sino que cuando va a visitar a su suegra, a comprar de rebajas o a pedir algo en una barra durante la “happy hour”. Vamos que lo de “I go to war” es la forma que tienen los marines de decir “Voy a Disneylandia” cuando están de permiso.

¿Para qué estudié Filología Inglesa? ¿Para conocer alguna lengua aviesa? No era esa mi intención, aunque resultó mi perdición.

Al final, la verdad sajona está en esos manuales que nos aseguran que dominaremos el inglés con 100 palabras. Guar, puentin, futin, choped y kocakola son los 5 vocablos imprescindibles en toda conversación con educación. Desde ahora, confío en que los aforados tengan a bien darse cuenta de que cuando, para abreviar, los llamo “¡Guarros!”, en realidad los estoy enlistando como “Soldados del amor” (guarriors of lof).

Bueno, ahora que estoy de regreso a la escuela, a ver si aprendo a botarlos con mi voto, para que dejen libre su retaguardia a la nueva guardia. Que ya se me está pasando el arroz para sentarme en este banquete de aforrados.

Y es que, soy tan mercenario que hago por dinero lo que ni me planteo por cariño.

Gracias.

Nino

Desde que tengo tele 02



He retomado ciertos placeres.

El amarillo vuelve a ser mi color.

De entre todos los episodios de Bob Esponja que he visto, el que más me ha embelesado ha sido “La isla del karate”. Más allá de sus referencias brusliceras a la película “Juego con la muerte”, contiene una lúcida reflexión sobre nuestra capacidad para el autoengaño y sobre cómo despreciamos el cariño de los amigos cuando nos ciega la adulación de los interesados.

martes, 28 de septiembre de 2010

Mesa para 2

El tostadero, mañana al sol.

Nuestro tiempo gatea perezoso mientras el ajeno se acelera.

Sensación de estar de vacaciones al otro lado del espejo.

Oir, escuchar y compartir condifencias.

Buen café.

Mejor aroma.

Nino

domingo, 26 de septiembre de 2010

Los gloriosos tercios del saber 01


Entre las muchas cosas que me descosen, destaca mi buena memoria para los malos recuerdos. Rasgo que, a falta de corte, me ha llenado de lágrimas negras en mi beber cigales para embrumar el olvidarme de olvidar lo inolvidable. Hablando de Lágrimas negras, tengo que acordarme de ver de nuevo La buena estrella (1). ¡Y no me digas que es imposible el que eso le pase a alguien, pues me está pasando a mí!

La buena memoria para lo malo recupera vivencias que parecen fiorituras. Y es que el tiempo es una trampa que te atrapa en la eternidad de un instante. Parece que fue ayer, y fue no hace mucho, que he empezado lo que ahora me resisto a acabar, aunque seguir el curso me altera el pulso. Parece que fue ayer y fue hace 20 años, en que a las tropas españolas de reemplazo se las sanchezaba como “soldados del amor” en su golfear por mares extraños, comandados por quijotes monclovitas ajenos a sus cuitas (2).

Fueron otros tiempos. Una época en la que le gustaba pasar desapercibido al labiesco presidente del estado de nuestra nación —por entonces privada de su condición de “nación de naciones”—. En su vergonzante esconderse de una realidad que descubría en las portadas de los periódicos, al gran Isidoro lo ayudaban su mísera talla moral —que le permitía esconderse en una bodeguita o tras un bonsái— y el menester de los magistrados ministeriables por llamarlo Mister X. Acertado calificativo para un descalificable al que, al igual que a Mr. Proper, le gustaba limpiar lo ajeno (3).

Fueron los suyos 14 años de paz y progreso, profetizados como 100 años de honradez. Pero, sabido es que España no es tierra de profetas y los 100 se quedaron en 14. La culpa de las Matemáticas, de ahí que llegara la ESO para cabar con aquello del estudiar lo inestudiable. El caso es que, durante esa época de filípicas, nuestro país volvió a ser uno de los más desconcertantes en el concierto internacional, tras habernos ganado a pulso el descalificativo de "Spain is different". Como premio a nuestra actividad retomada, nos dejaron encabezar las listas de población parada, siempre y cuando permitiéramos a todo aquel bombero-torero que tuviera un bombardeo despegar de nuestra piel de toro. (4)

Quizás de esos despegares tumultuosos vienen los actuales descontroles de los controladores aereos. Pero, lo que está claro es que la culpa de la falta de alivios para los libios era de Gaddafi. Por entonces un maloso tan patoso que caminaba como un egipcio. Ahora que él es buen chaval, a ellos no les va tan mal. Pero lo que es a nosotros, ¡a este paso nos comen los osos!

Te lo digo sin acritud: ¡Vaya juventud que me hiciste pasar, Felipito Tacatún!

La cosa no queda aquí, ahora que he hilvanado mi descosido tengo que volver y reflexionar sobre la que era mi intención al sentarme a escribir aquí y ahora: las paridas sobre los parados.

Gracias.

Nino

Los subindices numerados remiten a aclaraciones cortapegadas aquí.

Notas al pie para el texto Los gloriosos tercios del saber 01

((1) Ricardo Franco fue un director, guionista, actor y productor de cine español, nacido en Madrid el 24 de mayo de 1949 y muerto en Madrid el 20 de mayo de 1998. Durante la década de los 90, estrenó varias películas que, en opinión de muchos, representan lo mejor de su carrera. Entre ellas están La buena estrella, que ganó cinco premios Goya y su obra póstuma, Lágrimas negras.

(2) El titulo de su siguiente elepé fue 1990, año también en que Marta Sánchez se convirtió en una especie de heroína nacional al ir a alegrar la Navidad a los soldados españoles que habían tenido que acudir a la Guerra del Golfo. Sonaba entonces en las emisoras "Soldados del amor", un tema muy apropiado para la ocasión, compuesto por Nile Rodgers, productor de estrellas internacionales como Madonna, Diana Ross o David Bowie, que también colaboró en la producción del disco. Este álbum (del que se hizo una edición para el mercado anglosajón) fue el último que el grupo grabó con Marta. A partir de este trabajo, la cantante empezó a preparar concienzudamente el lanzamiento de su carrera en solitario.

(3) Con el nombre de Señor X fue conocido el responsable último del terrorismo de estado. Juan Alberto Perote ex agente del CESID mantiene que el «señor X» de los GAL es Felipe González. Aunque no ha sido posible demostrar la responsabilidad final de la creación de los GAL por parte de Felipe González. Ricardo García Damborenea, secretario general del PSOE en Vizcaya en su declaración ante el juez Baltasar Garzón por el secuestro de Segundo Marey implicó a Felipe González y a otros altos dirigentes socialistas de tener pleno conocimiento de las acciones de los GAL. En su declaración García Damborenea manifestaba que había hablado en varias ocasiones con González sobre la guerra sucia contra ETA. Felipe González calificó de «disparate» todas las acusaciones de Damborenea, considerando que era una estrategia que buscaba una ley de "punto final" para el GAL. Poco después, el PSOE confirmó que González no quería volver a ser candidato a la presidencia y anunció que su sucesor sería elegido en un comité nacional extraordinario que se celebraría en septiembre. El juez Garzón remitió a la Sala Segunda del Tribunal Supremo el sumario de los GAL, diciendo haber encontrado indicios delictivos en las actuaciones del presidente del Gobierno, Felipe González; los ex ministros Narcís Serra y José Barrionuevo, y el diputado socialista Txiki Benegas, basándose en el testimonio de García Damborenea. El Tribunal Supremo descartó toda relación de González, Serra o Benegas con los GAL, rechazando su imputación en el sumario el 5 de noviembre de 1996. Ante un nuevo requerimiento de Garzón sobre González, el Alto Tribunal reiteró su posición el 22 de noviembre de 1999, volviendo a negar cualquier relación entre el ex presidente del Gobierno y los GAL.

(4) La primera acción militar de EE. UU. contra Libia fue el bombardeo de Trípoli y Bengasi, el 15 de abril de 1986, ordenado por Reagan. El ataque se centró en blancos militares y/o terroristas, alejados de zonas urbanas para no dañar a los civiles y minimizar los daños colaterales. Así, fueron blancos prioritarios el campo de entrenamiento de terroristas de Al Jamahiriya, el aeropuerto de Trípoli, los cuarteles de Al´Aziziyah, sede del manejo de las Fuerzas aéreas libias y residencia temporal de Muammar al-Gaddafi, el puerto militar de Sidi Balal, y la Base Aérea de Benina.

Información cortada y pegada desde http://es.wikipedia.org

El embrujo de Gene Tierney.

Quizás sea un hombre de pasiones, más que de aficiones. Lo que sí sé es que mi pasión por el coleccionismo de cartes de Cine, comenzó con mi afición a dar color a los carteles que anunciaban, en las páginas a blanco y negro, de los periódicos los estrenos cinematográficos.

Recuerdo, entre otros, cómo mi amigo Julián me los solía tarer recortados tras enterarse de mi nueva “rareza”.


Soy poco dado a leer cosas en Internet, incluso a buscar información en ella. De los blogs que visito —con menos frecuencia de la que debería—, del que más disfruto es de Mis carteles de Cine. En más de una ocasión el cuidado trabajo de selección realizado por Xavi, me ha dejado boquiabierto.

Para mi sorpresa, es también ese blog del que más me habláis quienes lo visitáis desde aquí. La mayoría de los que me lo comentáis, desconocéis mi admiración hacia Xavi, así que algún embrujo especial debe de tener Mis carteles de cine.

El caso es que acabo de volver a boquiabrirme.

Gracias por compartir, Xavi.

Y gracias por tus palabras de ánimo que llegan siempre en tiempos propicios.

Un abrazo.

Nino