Ven y enloquece

Ven y enloquece
Por favor: no compréis aún ejemplares en Amazon de «Nada ha sido probado», esperad hasta que anuncie su publicación definitiva. Gracias por vuestro interés.

lunes, 16 de febrero de 2015

THE CORINTHIAN: DEATH IN VENICE 1 de 3



El destino desgraciado que temo para Ucrania hace que reverberen en mi cabeza ecos del conflicto en lo que estudié como Yugoeslavia.
Me acuerdo del croata Darco Macan y de las experiencias que me contó cuando viviía a cien kilómetros del frente oficial de batalla en una guerra de odio que se libraba en todas las esquinas. Tras escribirle un correo por la mañana, dediqué el resto del domingo a releer dos de sus obras: Guerra de clanes y esta Death in Venice que paso a comentaros en tres entregas.


The sandman presents: The Corinthian: Death in Venice.
Guión: Darko Macan. Dibujo: Danijel Zezelj.
Coloreado: Sherilyn Van Valkenburgh. Cubiertas: Dave Mckean.
DC Cómics. USA. Serie limitada de 3 números (diciembre, 2001 – febrero 2002).

Y ahora te cuento lo que sentí al leerla.
Los croatas Darko Macan y Danijel Žeželj firman este relato crudo y conmovedor –poblado por seres que pese a decir amar la vida no hacen nada por defenderla, y repleto de presencias que transmutan aleatoriamente de cuerpo a cuerpo, infestando corazones y devorando ojos– que se enmarcaba dentro de la colección del sello Vertigo, The Sandman Presents, proyecto mensual basado en el desarrollo de los trasuntos de personajes nacidos en la serie The Sandman.
Las narraciones se despliegan como miniseries, o números únicos, firmados por diferentes autores. La colección se inauguró con The Sandman Presents: Everything You’ve Always Wanted to Know but You Were Afraid to Ask, especial donde diferentes autores ilustran relatos de Bill Willingham. Luego vinieron el relato en cuatro episodios Dead Boys Detectives –guión de Ed Brubaker, lápices de Bryan Talbot, y tinta de Steve Leialoha–, The Corinthian: Death in Vence; y The Thessaliad –narración en cuatro entregas firmada por Bill Willingham, Shawn Mcmanus y Andrew Pepoy.
Darko Macan es un magistral contador de historias. Algo que ha demostrado no sólo en sus obras más personales –como Grendel tales: Guerra de clanes– sino que también en aquellos trabajos que él no duda en identificar como alimenticios –véanse sus relatos para el universo Star Wars–.