Ven y enloquece

Ven y enloquece
Hola, este año 2018 me voy a centrar en incorporarme al mundo “profesional” de la creación literaria. Eso se traducirá en que mi presencia en la blogosfera no será tan asidua como debería ser. No malinterpretes mi ausencia como desatención, atentoLector. GRACIAS

Viñeta de Forges del 9 de enero de 2018. DEP, Antonio Fraguas.

lunes, 3 de noviembre de 2014

¿Y de nuestros días al alfil, qué?


4 comentarios:

  1. F&%K! Me quedó inconclusa la noticia!!! Yo quería seguir leyendo... xD

    Lo que me pregunto yo es... por qué de plano el apelativo de maléfico?? Hasta donde leí (f&%k again! jajaja!) no ha hecho nada para ser catalogado así, have he? Sólo caminar por la ciudad... de madrugada... con globitos?

    Cosa de llamar la atención, quizá... o... demasiadas ganas de ser héroe o villano... o los dos... who knows?

    Un saludo inconcluso xD!!!!!!
    (Escóndete que te encuentraaaaaaaaaaan!!! Es la pega de las redes sociales.. LOL!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Nicky:
      Pues es una historia que acaba de la manera ridícula en que suelen acabar las histerias: con el “sospechoso” interrogado por teléfono.

      Resulta que el “payaso aterrador” era un gijonés residente en California que durante su última visita a Gijón se había hecho unas fotos y las iba colgando en sus redes sociales como broma de jalogüín.
      A los bocasueltas y valientes tras las pantallas se les calentaron los ánimos y proponían un linchamiento físico del disfrazado (pese a que no había amenazado a nadie), todo con el aliento de unos medios de descomunicación propicios al tremendismo y que a falta de periodismo digno venden noticias a destiempo y sensacionalismo.

      Un abrazo, Nicky. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Madredelamorhermoso... ¿no tienen de que ocuparse esta gente? Esta españa debería escribirse en minúscula, la E le queda grande a la pandereta...
    Me encantó el "montadito", eres un artista, NIno.

    Hay que ser muy bueno o muy ignorante para que se monte un pollo semejante, jajajaa.

    Un abrazo bien maléfico.

    He ido dejando comentario desde el día uno, me tienes ocupada media tarde leyéndote... don pródigo :))

    ResponderEliminar
  3. Hola, Verónica:
    Pues ya ves que nos la están dejando raquítica.

    Es insultante y vergonzante, como lo suelen ser los actos que desvelan la verdad desnuda, el que estos grotescos que nos manejan cuenten con credibilidad pública para emprender cazas de brujas, payasos y diferentes.
    Los medios de comunicación local no informan sobre Gijón, sino que cuidan de sus intereses y desinforman rellenando sus páginas con anécdotas, chistes y chascarrillos.

    Disfruto haciendo este tipo de “montaditos”, aunque este Carpanta prefiere uno de lomo recién hecho.
    ¡Ñam ñam!
    Un conjuro de abrazos y cosquillas, doña generosa.

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.