Ven y enloquece

Ven y enloquece
Por favor: no compréis aún ejemplares en Amazon de «Nada ha sido probado», esperad hasta que anuncie su publicación definitiva. Gracias por vuestro interés.

lunes, 8 de diciembre de 2008

BaUt

Hola, este relato forma parte de la antología «Nada ha sido probado», disponible en Amazon por 0,99 €.

Gracias.
(C)Nino Ortea Gijón, 7-XII-08

7 comentarios:

  1. Me gustan las conversaciones-confidencias con gente casi anonima. En este caso, a Tino le conocian, pero el, apenas recordaba al otro tio...Me pregunto si la catarsis post encuentro con una mujer se produce mientras esta con ella en la casa, o en ese bar tomando un cafe y recordando lo que pudo haber sido, o lo que fue, o lo que no sera...sera que nada de eso existe, la realidad era mas simple y solo ocurria en la cabeza de Tino?
    un saludote

    ResponderEliminar
  2. Hola, Ninin

    No sabes cómo nos gusta ver que mantienes el ánimo y las ganas pese a las penumbras hoteleras. Ahora estoy en casa de mi cuñada y le ha parecido interesante lo que escribes aunque he tenido que traducirle ciertas partes
    Creo que ya tienes a otra lectora!
    El borrador del capitulo es dificil de juzgar sin leer la obra. Conociéndote no se si lo has colgado al pronto o por alguna razon especial
    ¿baut? Curioso ¿acronimo o sigla?
    En nochevieja estaremos por ahí unos dias. ¡Viene con nosotros una sorpresa!

    Sigue viviendo, sigue escribiendo

    ResponderEliminar
  3. Besable Medea:
    ¿Qué juego te encanta? ¿Acaso te has comprado un juego de sábanas? ¿o es el del baile de máscaras que tan bien luces?
    Obviamente, el texto necesita repaso y correcciones; además, en caso de que mi encadenamiento de recuerdos subjetivos llegue a buen puerto, la hará falta la edición / orientación de otras personas. Espero que su lectura no sea dificultosa.
    No sé si te has dado cuenta, Nedea, pero hoy has dado información sobre ti:
    No eres asturiana.
    Trabajas en el sector sanitario / asistencial
    Trabajas a turnos.
    Te pareces a una actriz famosa

    Te deseo un turno tranquilo

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola, Laurez!
    Lo de las penumbras es lo mío, ahora mi mayor anhelo es ver la luz del medio día. Si vieras cómo me temblaba el pulso hoy a la tarde en el Bambara sentado frente a ella. No sé hasta que punto este es el mejor momento para ver el sol en otros ojos.

    ¿Tu cuñada? ¡¿Pero yo pensé que estabas amontonada?¡ Lo de “traducirle ciertas partes” me suena, a estas horas y en mi estadp de desmelene, muy sexy.
    ¡Recuérdale que acepto giros y cheques!

    ¿Quieres que te diga que colgué el capítulo por que empieza por una palabra que siempre te quise decir?
    En mi cerebro baut es una sigla, escrito asemeja un acrónimo y en tu voz suena a promesa ensoñadora.

    Pues felicidades por la sorpresa. ¿Trae pan bajo el brazo?

    Abrigaros

    ResponderEliminar
  5. Saludos diurnos, Juncal:
    La verdad, como todo lo valioso, es algo intangible, personal y mutable.
    Muchas veces usanos la verdad para herir y la mentira para proteger.
    Hay personas que son felices viviendo en una mentira.
    Y la vida es, en cierto modo, un proceso de memoria selectiva en el que la verdad es un crisol al trasluz de las percepciones.
    Cuando uno cuenta su historia, omite cosas y silencia otras.
    Además la realidad suele ser un malinterpretada por quienes no la han vivido, pues toda experiencia es única.
    No sé lo que les dijo Pilatos a ellos, al final se lavó las manos. Pero curiosamente, creo recordar que es considerado santo por un grupo ortodoxo, y nefando por otros muchos.
    Al final, las personas, las verdades, los recuerdos… todo está sujeto al arbitrio ajeno.

    Dos saludos

    ResponderEliminar
  6. Juas, esti Pótamo vaya grande, jajaja poco me he reído yo. y el final...sorprendente. Leerlo todo tiene que ser la caña.

    ResponderEliminar
  7. ¡Muchíiiiiisimas gracias, Alberto!

    Todo un detallazo.
    Sabes lo que me encanta despeñarme a los abismos de la pasión desde esa azotea.
    son muchos años, y me he vuelto fetichista.

    ¡La madre que lo parió!
    Alberto, me has alegrado la noche.
    ahora voy a bailar desnudo por la recepción

    Jar

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.