Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

lunes, 27 de marzo de 2017

El cuart(ead)o poder




Frente a la actual pérdida de papeles por parte de la prensa diaria, los semanarios de sociedad han ido alcanzando más poder –que no prestigio– social. Muestra de ello es que los periódicos incluyen noticias del mundo del colorín en sus páginas coloreadas. Y muchos de ellos añaden en su popurrí de fin de semana, alguna publicación centrada en un mundo del corazón sin trasplantes pero con desplantes.

Las amistades entrañables regias y su repercusión internacional.

El poder de estas revistas cardiacas es tal que, aunque no quiten ni pongan reyes, ayudan a sus señores. Todo el colorín colorado que ha acompañado en las revistas de sociedad a la figura de Bárbara Rey y Marta Gayá durante los días finales de marzo, no deja de ser una clara muestra de lo mucho que los españoles preferimos las fábulas regias a las informaciones reales.
Curiosa sociedad la nuestra en la que, tras acostarse con el Príncipe Encantado, la Bella Durmiente ya no quiere ser princesa, sino que vivir para siempre del cuento.

Quienes no estéis al día de las sístoles y diástoles de las que hablo, quizá estiméis oportuno leer esta noticia.

Gracias por venir y enloquecer.

14 comentarios:

  1. Al final los periódicos también muestran el lado rosa de las revistas del corazón.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, María:
      Al final y al principio, pues desde sus portadas nos intentan colar un cuento sin fin ante el que debemos sentirnos felices al leer cómo otro9s se comen nuestras perdices. :-)
      Un abrazo, María.

      Eliminar
  2. Tiene más importancia lo que dicen el el Sálvame que en los telediarios. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Ángela:
      Al menos, los programas de embrutecimiento son fieles a su planteamiento; mientras que en los informativos se engaña con desinformación.
      Un abrazo, Ángela.

      Eliminar
  3. ¡Puaj!

    (no tengo otra cosa que decir)

    Tal vez si:

    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, elocuente Frodo:
      Dicho queda todo y de manera expresiva.
      Un abrazo, Frodo.

      Eliminar
  4. Estoy desconectada del mundo, lo reconozco, te he leído esta entrada y me he ido al enlace... y es que lo flipo, jajaja, eso me pasa por leer sólo mis libros y vuestros blogs.

    Mil besitos, amigo Nino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Auroratris:
      Me atrevo a escribirte que más que desconectada del ruido, lo estás de su mundanal ruido. Gracias por incluirme entre tus lecturas selectas, Auroratris,
      Sí, resulta flipante (de la variedad soflamante) el tratamiento que se da a la información en la mayoría de los medios.
      Un abrazo, Auroratris.

      Eliminar
  5. Pasa en todos lados amigo... Hay que ocultar la realidad con pavadas 😒

    Saludos máster 🙋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, JLO:
      Defiendo nuestro derecho al autoengaño y a recurrir a pavadas para mantener un mínimo de ánimo. Pero el que se nos desinforme donde esperamos recibir información (hoy en día, la mayoría de las noticias son editoriales de opinión) me parece una falta de respeto.
      Un abrazo, JLO.

      Eliminar
  6. Cuanto mas problemas políticos mas pasquines de revistas
    Me place y complace leerte
    en esta madrugada sin dormirme
    Abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Mucha:
      Tienes toda la razón: no son periódicos, son pasquines.
      Quiero pensar que tu insomnio se debe a que estuviste conversando con La Luna de manera animada.
      Feliz miércoles, Mucha.

      Eliminar
  7. Al final todo se entremezcla porque el dinero y el poder bebe de una misma copa fiada por la inmediatez de su propio desconCierto.

    Abraz☆ Nino

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes, AtHeNeA:
      La nuestra es una plutocracia, y no porque Pluto nos haga gracia. Rendimos culto al dinero, no a las ideas (que no son rentables) ni a la creatividad (que no es productiva).
      El dinero no piensa.
      Un abrazo, AtHeNeA.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.