Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

viernes, 12 de septiembre de 2008

¿Lo sentí?


3 comentarios:

  1. Ninin, gorila mio, no sufras
    Quizás has hecho lo más dificil: reconocer tu debilidad
    Quien no haya tomado decisiones sin arrepentirse puede ser felicitado, tu has hecho lo que has sentido, siempre lo haces sin pensar en las consecuencias, esa es tu debilidad. Te he enviado un mail largo sobre el tema, espero que entiendas lo que te digo.
    Continuando con mi paralelismo entre Bowie y tu, ya sabes que el hay temas que se niega a tocar en directo, y que llego a dejar de tocar su repertorio clasico
    Era tu texto, hiciste bien en borrarlo antes de que te anulara
    Ademas, este acto de pasion aumenta tu aureola romantica
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Verás, Nino. Como sabes, quizás le dedico demasiado tiempo a Internet. Le dedico horas diarias a leer el periódico digital, a enviar pps, y, como no, a visitar la blogosfera.
    En ella, millones de desconocidos alzan su voz en ese desierto de alta velocidad, cables y adsl, para dejar caer opiniones, experiencias, sermones, diatribas o simples llamadas anónimas en busca de amistad u otras bondades que la existencia cotidiana deniega en su inusual impertinencia.
    Algunas de las reflexiones y palabras que encuentro contienen una gran belleza. Muchas veces las encuentro en tu blog donde se aprecia tu necesidad de comunicar, de proyectar algo mas allá del anonimato de los días, y lo haces de un modo que la rutina cotidiana no tolera.
    Unas veces nos avisas de tus lanzamientos de tus reflexiones, otras lo omites. Este texto sincero forma parte de unos de tus silencios, como siempre aparece desprovisto de grandes gestos y proclamas. Habla tu dolor por matar lo que mas quieres. Te felicito, el mejor viajero es aquel que viaja ligero, el que sabe desprenderse de lo superfluo y se arriesga a caminar pese a su cansancio.
    Esta semana te llamo y hablamos. Ahora, vuelvo a ser uno de tus lectores que no tienen nombre o no se atreven a usarlo.
    Ánimo

    Ricardo

    ResponderEliminar
  3. Sé que lo sientes, José.
    Es duro verse adorando a quien busca que la dejes tranquila.
    Pero, that’s the way obsession goes…

    En el blog por llegar, dedicaré un apartado a las lecciones que he aprendido de mi amar desproporcionadamente. Será una especie de Ars Amandi amoral.

    Genial la cita de Neruda… “Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido”
    Volvería a dejar de fumar por poder escribir ese tipo de emociones.
    Admiro tu capacidad empática, habla mucho y bien de ti.
    Por cierto, ya tengo dominio: www.venyenloquece.com
    Ayer hice algo mejor que quedarme como un imbecil sufriendo su desdén.
    Ayer,

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.