Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

martes, 19 de mayo de 2015

De tebeos para niños a cómics para adultos 4/14



Por entonces, la Historieta vive lo que se da en llamar “boom del cómic para adultos”. La actual saturación de medios audiovisuales no se gesta hasta finales de la década de los 80.



En una España con dos canales de televisión de programación interrumpida hasta 1986, una casi inexistente red radiofónica en FM –en 1979 se regula su plan de frecuencias– y unas industrias de producción y exhibición cinematográfica en crisis –los inversores deben abandonar las rentables coproducciones y los exhibidores competir con los multicines– el ocio de la lectura de tebeos, se presenta como negocio para editores y una oportunidad para creadores.







Hay que tener en cuenta que estas nuevas publicaciones no florecen en una tierra baldía, revistas de editoriales como Doncel –“Trinca” (1970/73) o Buru Lan –“El Globo” y “Zeppelin” (1973/74)– habían popularizado obras adultas como Mort Cincer H. G. Oesterheld y Alberto Breccia– o HaxturVíctor de la Fuente–. Además, el paso de lector de tebeos a observalector de cómics se produjo de forma natural, casi como una manifestación de mayoría de edad.



El producto se comercializaba igualmente en quioscos y compartía la temática de género –Western, Terror, Aventuras…–, quedando relegada en gran medida la historieta humorística a las páginas de los tebeos. Aunque éstos también se actualizan y adoptan nuevos formatos –cercanos al modelo franco-belga– en su intento de no ser relegados a mera lectura infantil. 



Pero las cabeceras tradicionales no podían evitar la fuga de lectores cansados de las continuas reediciones, aún censuradas, de la revista “Trueno Color”, donde el capitán cruzado aparecía convertido en un hombre radioactivo, que mataba a sus enemigos de un infarto con sólo alzar la mano –se eliminaron apuñalamientos letales– o se movía en mundos alternativos de cromatismo único –se repetían y remontaban viñetas, reproducidas en una única tonalidad–.






De ahí que la lectura de obras como Mundo MutanteRichard Corben y Jan Strnad, 1970– editada por Toutain Editor en glorioso color fotomecánico del número 1 al 8 de la revista “1984”, fuera tan alabada por los otrora seguidores de Trueno.


Sumémosle que toda una serie de creadores enmarcados desde 1968 en el movimiento Comix o Cómic Underground –Robert Crumb, Gilbert Shelton o Richard Corben– triunfan masivamente en España casi 10 años después de haber alcanzado el éxito internacional, de la mano de revistas como “El Víbora” (1979) o “Makoki” (1980), donde también publican Max, Nazario o Javier Mariscal, dentro de lo que se denominó “La línea chunga”, contrapuesta a la franco-belga “línea clara”.


Del éxito de esta propuesta habla la supervivencia de “El Víbora” hasta el año 2005, en el que la publicación cerró su trayectoria al alcanzar su número 300.

4 comentarios:

  1. Me ha resultado muy interesante, la forma de contarlo da fácil acceso a la comprensión del cómic.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu lectura continuada de este continuará, Carmen.
      Mi propósito al escribir este artículo para la revista Zander Magazine fue el de compartir los recuerdos de una época en la que la lectura de historietas fue una compañía inspiradora. Al igual que ahora lo son vuestros comentarios en el blog.
      Un abrazo, Carmen.

      Eliminar
  2. me gustó el ejemplo de viñeta y la diferencia... me gustan estas entradas de comics, se nota que sabés...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, JLO:
      Tengo casi 50 años y llevo cuarenta y muchos leyendo Historieta. Gracias por tu apreciación, pero más que “saber” son muchas las páginas leídas.
      Por ejemplo: las páginas censuradas de “Trueno Color” son la lectura más importante de mi vida. Guardo innumerables recuerdos asociados a ellas (de aprendizaje, de disfrute, de evasión...)
      Me gusta hablar de tebeos/cómics/álbumes europeos... Al ahcerlo hablo de mis ilusiones.
      Un abrazo, JLO.

      Eliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.