Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

sábado, 23 de octubre de 2010

Marvel Knights: Inhumanos.

Marvel Knights: Inhumanos.

Guión: Paul Jenkins.

Dibujo: Jae Lee.

Miniserie de 12 números en formato comic-book, editada en España por Planeta.



La trama de la esta serie —inaugurada en 1998 y premiada en el 2000 con el eisner a la mejor serie nueva— parte de un conflicto de intereses entre Namor (Attilan se alza sobre una isla que era parte de Atlantis); multinacionales interesadas en explotar los ricos yacimientos sobre los que se yergue; la mafia rusa y mercenarios de origen portugués. Por si la situación fuera poco apremiante, la inhumana división en castas de la población de Attilan avivará la llama de la rebelión prendida por el demente Maximus, hermano del rey Rayo Negro.

Jenkins acierta al mostrarnos los problemas emocionales de sus personajes; y en su combinación de lo complementario — las vivencias personales—, con lo esencial —el destino de la raza inhumana—. En su estudio de dicha casta, subyace una reflexión sobre la condición humana, y cómo en nuestro proceso de crecimiento y adaptación social tendemos a juntarnos con nuestros iguales y a admirar a los superiores, mientras marginamos a quienes nos recuerdan lo que fuimos o lo que no queremos llegar a ser.

En su distopía, niega la posibilidad de un mundo perfecto, pues éste siempre necesitaría de unos oprimidos que hagan las tareas que la población favorecida se niega a realizar.

No conviene olvidar el origen británico del guionista, por lo que ha experimentado en su entorno lo vacío de una sociedad donde el primer mundo se da la mano con el tercero. Todos son británicos en el Reino Unido; pero unos son ciudadanos y otros súbditos. Algo parecido a lo que ocurre en la actual España, donde se cuenta con la población inmigrante para el desempeño de unos trabajos físicos ocultos; y en la que la forma más segura de adquirir la condición de ciudadano es mediante el servicio de armas en tierras extrañas.

Jae Lee firma un dibujo firme y vigoroso, que alcanza visos desgarrados y profundamente emotivos. Sus formas son simples, marcadas por un entintado marcadamente oscuro que convierte las imágenes de su fértil imaginación en un lenguaje plástico convincente. Entremezcla un mundo irreal, casi onírico, como es el reino de Attilan, con el realismo de nuestra sociedad actual. Alcanzando tremenda intensidad expresiva gracias a la fuerza dramática de las líneas, y al acertado coloreado de David Kemp y los Avalon Studios.

Entonces, ahora o mañana, siempre es buen momento para fabular una buena historia. Ésta de Jenkins y Lee lo es. Disfrútala y vuélvete loco al ritmo del rockañero de Madness.

¡Da un paso adelante!

Nino Ortea.