Ven y enloquece

Ven y enloquece
Fotocomposición a partir de una imagen de Eva Green en la película “The Dreamers”

domingo, 8 de diciembre de 2013

A través del espejo (322)



Hace poco más de dos años, Viviane RedingVicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Justicia– anticipó una serie de reformas legislativas de las leyes de protección de datos de la UE. Con estas medidas, se busca proteger la información personal que los ciudadanos facilitamos al acceder a  ciertos servicios en Internet. 



Entre estas iniciativas legales, me llama la atención la denominada “Ley del olvido” que busca establecer el precepto de “privacidad por defecto”, de forma que los datos de los usuarios no puedan procesarse salvo si éstos dan su permiso expreso. Así mismo, esta ley garantizará que los usuarios podamos exigir a las empresas que gestionan las redes sociales, que no guarden nuestros datos o fotos tras habernos dado de baja en sus servicios.



Esta vez, no son las máquinas quienes replican a sus creadores su ira por ser efímeras; sino que somos los humanos los que deseamos ser fugaces, cual gotas de lluvia, en los tejados cibernéticos. Una vez más, confiamos en que la realidad virtual nos permita abordar naves en llamas más allá de Orión, mientras en la realidad carnal nos dedicamos a perder momentos en el tiempo más cerca de Gijón.



Al otro lado de las pantallas, alejados del océano de libertades que surcamos en Internet, navegamos en el mar de los sargazos de los convencionalismos sociales. Dejamos que los pecios del pasado aminoren nuestra marcha y desviamos nuestro rumbo, ya de por sí bastante tormentoso, al forzar nuestras velas al capricho de los tópicos.

En las costas de la Exonet, hacemos lo contrario a lo que tuiteamos en La Red. Nos convertimos en custodios solícitos de lo que ya no existe y forzamos situaciones incómodas, que llevadas a la ficción de un relato nos llevarían a identificarnos con los personajes que encarnan a nuestra conducta como personas. 

Muchos nos comportamos como los protagonistas de la televisiva Perdidos, empeñados en abandonar una isla a la que siempre acaban volviendo.

Leer  A través del espejo (323)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.