Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

viernes, 8 de mayo de 2009

The Punisher: Ni perdono, ni olvido 1 de 4


-->
Finalmente, la película Punisher: War Zone tiene fecha de lanzamiento en España. Estrenada en los cines de medio mundo el 5 de diciembre de 2008, en nuestro páis lo hará el 26 de mayo en formato videográfico.
¡Por si fuera poco tener nuestras casas hechas unas leoneras, ahora quieren convertirlas en una zona de guerra!

Para otro momento, tras ver la peli y todo eso, guardo mi opinión sobre esta ya tercera traslación a las imágenes del los excesos de Frank Castle. Aunque, una vez más —pese a encontrarnos con unos de los personajes de cómic más explotables en la pantalla grande— la adaptación ha resultado fallida.



Aunque, no conviene olvidar que estamos ante un figura que tiene más vidas que un gato: Concebido originalmente como un personaje efímero para la colección Amazing Spiderman, The Punisher (El Castigador) acumula en sus más de treinta años de vida editorial múltiples experiencias, entre las que se incluye un viaje de ida y vuelta al ¿Infierno? Toda una experiencia para un resentido, que empezó deteniendo superdelincuentes con balas de plástico, y acabó convirtiendo la eliminación preventiva en modelo de política presidencial


Las diferentes referencias a la puublicación española de los trasuntos del personaje, son sobre la edición realizada por Planeta DeAgostini.



Si el crimen es una enfermedad… él es la cura.

El número 129 de Amazing Spiderman —publicado por última vez en España en el Spiderman de John Romita 55— presenta la primera aparición de The Punisher en el Universo Marvel. Corría el año 1974, y el por entonces guionista de la colección, Gerry Conway, ideaba un personaje secundario —más bien podríamos calificarlo “de relleno”, al estar pensado para aparecer únicamente en ese citado episodio— que, sorprendentemente, llamaría la atención de los aficionados, apareciendo en posteriores aventuras del arácnido.


Poco queda en la actualidad de aquel antihéroe enigmático que se contentaba con disparar balas de goma a sus antagonistas.


Fue el mismo Conway quien iniciaría el giro en la aproximación del personaje a la violencia acentuada, al conferirle el papel protagonista en algunas de las historias por él escritas para la revista Marvel Preview. Publicación que, dada su teórica orientación a un público adulto por su edición en blanco y negro —parece ser que eso de la cuatricromía es cosa de niños—, permitía la publicación de historias más “extremas”. Entre los relatos protagonizados por Castle, destacaría el recogido en el número 2 de la revista, donde se nos cuenta la forja de El Castigador: un veterano de la Guerra del Vietnam, que ante el asesinato de su familia por parte de unos mafiosos, decidió hacer de la vida de los infames un infierno de cobardes. Esta gesta del antihéroe se mantendría casi impoluta hasta el año 2004, donde con motivo de su segunda adaptación fílmica, la biografía de Frank sufrirá una puesta al día —tal y como también ocurrió con la miniserie que adapta el filme al tebeo—.



Un responsable en la sombra del éxito del personaje es John Romita. Pese a que no fue el creador gráfico acreditado del personaje —honor que recae en el eternamente infravalorado Ross Andru— parece ser que su supervisión fue fundamental a la hora de diseñarlo…


-->




Un factotum directo en la consolidación del personaje fue el ahora denostado Frank Miller -y es que no hay nada que despierte más envidias que el ser un hombre sin miedo- quien tras haber ilustrado un guión de Denny O’Neil para el Amazing Spiderman Annual número 15 (1981), lo recuperaría un año después para su memorable etapa en Daredevil, en la historia Angel Dust (del episodio 182 al 184 de la serie USA, y del 13 al 15 en el coleccionable dedicado al cuernecitos por Planeta)
Miller mezcla la denuncia de un sistema controlado por sociedades secretas, que excarcelan alegremente a asesinos para utilizarlos en su cruzada contra el tráfico de drogas en el que se ven implicados niños, con subtramas planas donde el personaje ejercerá de contraste que reforzará la excelencia del héroe.



La semilla creativa ya estaba sólidamente asentada, aunque tendrían que pasar unos añitos antes de que diera el fruto esperado.



1 comentario:

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.