Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

jueves, 30 de octubre de 2008

Sobre la concentración del 15 de noviembre

Creer que los problemas de los demás son problemas ajenos, es propio de miserables.

Personalmente, no sólo no me está afectando la crisis económica, si no que me encuentro como hace años que no me sentía.


Pese a ello, y pese a todos los miserables que frecuentan este tipo de actos públicos para ponerse camisetas que disimulan su inmundicia, mi intención es asistir a la concentración que se celebrará en Gijón.



Quizás impulsado por eso: por que es mi barrio, es mi ciudad, y es mi mundo; no voy a dejar que unos cuantos opresores y algunos falsos liberadores me digan qué, cuándo y cómo tengo que sentir.



Si el Mundo no se me viene encima antes de las 5 de la tarde del sábado 15 de noviembre, estaré donde creo que debo estar aunque sé que allí coincidiré con gente despreciable.



No sé tú, yo no estoy dispuesto a esperar a que llamen a mi puerta una noche, para arrepentirme de no haber actuado antes.



Salud




Marcelino José Ortea Suárez
.

10 comentarios:

  1. Si no actuamos ahora luego no podremos quejarnos. Juntos podemos acabar con el fascismo de la banca.
    La anarkía no es una utopía, es una necesidad

    Saludos al camarada enmascarado y a ti, tienes un blog diferente y muy atractivo

    girl

    ResponderEliminar
  2. Hola, Nino

    Me ha sorprendido este posteo, la verdad es que no tenía ni idea de esta historia, pero ayer tras leer tu entrada me fui de vinos, y vi algunos carteles para la concentración de Zocodover

    Aquí, lo apoyan organizaciones muy varíadas y, de hecho hay convocadas una serie de actividades paralelas bastante opuestas

    Ya sabes que mis limitaciones me dificultan asistir a este tipo de actos, además ¡vienen mis suegros! así que no está la cosa para ir de manifa

    Me parece genial que te plantees ir, personas como tú siempre hacen falta en este tipo de actos

    Ya nos cuentas

    Ricardo

    ResponderEliminar
  3. Hola, gIRL.

    Gracias por el comentario, ya le paso tus felicitaciones al iletrado espirituoso, pero confío en que las habrá leido.

    Saludos

    Nino

    ResponderEliminar
  4. Koño,Nino,fijastete en lo del "camarada enmascarado". Suena a superheroe cutre de la Union Soviètica.
    Tienes que hablarle de esto a Stan Lee.
    Ahora que bien mirado, tambièn suena al enemigo del Chapulìn Colorao.
    Joder, o a sadomasoquismo,
    Kasi que lo vamos a dejar.
    SALUD Y REPUBLICA

    ResponderEliminar
  5. Jar, Espirituoso, lo de Camarada Enmascarado suena a miembro de La troika de los Superparias!

    Siempre he pensado que Stan Lee es un gran apropiador de ideas ajenas, el prototipo de hombre de negocios de la época felipista en la que quien no se enriquecía era tonto.
    Así que, con toda mi imaginación para su ingenio, le ahorro una exhibición de mi mal genio.

    ¡El Chapulín colorao! ese sí que es un héroe del desarraigo (creo que lo echan por Popular Tv, guate)

    ¿cómo que Me dejas?
    Así, por emilio...
    ¡cómo el dany day lewis a la adjani!

    Así que me dejas?
    Pues te quedas sin saber cómo acabó ayer mi cita con "El amor de mi vida has sido tú"

    ¿Jar?

    ResponderEliminar
  6. Nino, me gustaría dar mi opinión sobre el tema:

    No estoy muy seguro de que el problema de nuestra sociedad sea el sistema capitalista en si. Otros han demostrado no ser mucho mejores. No hay duda de que muchas cosas fallan en él, seguro.
    Pero en mi opinión el gran problema de la sociedad somos nosotros: Los seres humanos, incluyendo al que suscribe por supuesto. Somos en general débiles, cobardes y por encima de todo egoístas:

    Somos débiles para pensar siquiera en cambiar algo de lo que no funciona, nos basta con quejarnos de lo mal que va todo, echándole la culpa al político de turno, o al sistema en general.
    ¿Acudir a manifestaciones? En mi vida recuerdo haber acudido al menos a tres, una anti-OTAN, la del secuestro de Miguel Angel Blanco y la del no a la guerra de Irak. Las dos últimas en Madrid, realmente impresionantes. De las tres salí con la convicción de que había valido la pena, no se atreverían a matar a Miguel Angel después de aquello, ni a meter a España en el fregado de Irak. Pues sí. Lo hicieron. Soy muy escéptico en esto.

    Somos cobardes porque nos hemos acomodado a nuestra rutina y nos aterran los cambios. Como rezaba aquel famoso Eslogan argentino: “Queremos a Perón, aunque sea un ladrón”. Empezando por cambiar algo tan básico como que el jefe del estado de nuestro país fue elegido a dedo por Franco y nombrado su sucesor por las cortes generales en Julio de 1969. No sé si esto se enseñará en las escuelas hoy en día

    Somos egoístas porque todo lo que no sea nuestro pequeño mundo, nuestro país como mucho, nos da igual. Hay excepciones admirables por supuesto. Tampoco me encuentro entre ellas. No he apadrinado ningún niño, ni soy socio de Greenpeace, ni doy monedas a los mendigos.

    Hace tiempo pues que dejé de creer en revoluciones y libertadores. Alabamos la Revolución Francesa, pero nos olvidamos que la palabra terrorismo nació poco después, con Robespierre y sus matanzas.
    Estoy seguro que muchos “libertadores” como Mao y compañía empezaron su lucha con unos grandes ideales y creyendo aquello que predicaban. ¿Que pasó después?

    Siempre he creído en revoluciones más pacíficas como la de Gandhi. Pero en pleno siglo XXI eso es pura utopía.

    Y lo más importante: Los jóvenes que en otras épocas soñaban con cambiar el mundo y algunos lo intentaban, hoy viven en general una vida cómoda con sus padres, con sus botellones y sus videojuegos. Una vez más hay excepciones, pero lo tienen todo mucho más fácil, y eso que no es malo en si mismo, atrofia cualquier impulso de rebeldía salvo contra los propios padres. Y el futuro son ellos no lo olvidemos

    En fin divagaciones solamente, pero si aceptamos cosas tan increíbles como que se estigmatice a los fumadores mientras el tabaco se vende legalmente en paquetes con el cartelito de “FUMAR MATA” ¿Nadie ve una “pequeña contradicción" en ello? podemos aceptar cualquier cosa que nos echen.

    Personalmente cada vez me veo con menos fuerzas de intentar cambiar nada salvo a mi mismo, intentar ser un poco mejor. No siempre lo consigo

    Salu2


    Jose

    ResponderEliminar
  7. Hola.
    Llego ahora y aunque tarde, no me resisto a escribir un comentario sobre algo que me resultó entre ridículo y espeluznante.
    Tengo en la mano un "gastromapa" de la semana de pinchos de Gijón(12 a 16 Nov.)
    Voy a copiaros la presentación de uno de ellos :
    "Seta de cardo en dos cocciones cremosa y untuosa,
    reposada sobre brioche casero de escanda y cinco especias chinas,y sus recuerdos líquidos"
    ¡¡ !!
    He escogido este sitio ,donde hablais de la crisis...
    pero...¿de que crisis?
    La economica?
    Antes deberíais plantearos
    la crisis cerebral o moral o
    como querais llamarla...
    Si como reclamo utilizan este tipo de snobismo y tiene éxito (me consta que lo tiene) como se puede criticar a la sociedad obviando al individuo?
    La crisis esta ahí.
    ¿un pintxo?
    Juncal.

    ResponderEliminar
  8. Hola, Juncal:

    Me has visto esta mañana de la que volvía tras una noche combatiendo la crisis del sector de hostelería gijonesa. Si tomé uno de esos pinchos alegres, ni me enteré, debía de estar algo embebido, je je.

    La innegable crisis —repito a mi me va ahora como hace años que no me iba, pero a muchos no— está aquí: sus consecuencias ya se empiezan a sentir en el cierre de negocios céntricos en Gijón, el descenso en casi 900 del número de autónomos el mes pasado en Asturias, o en que en una sola noche me enteré de que tenía 2 colegas que habían pasado a engrosar los números del paro. Por cierto, en acabando de contestaros los llamo.

    Obviamente, todos como sociedad podemos tener parte de culpa de esta recesión.
    Mi empatía me lleva a ponerme de lado del que lo lleva mal, y SÍ, tienes toda la razón cuando pones el dedo en la yaga del consumismo, sea o no esnob, que nos devora.
    Lo de los pinchos me parece un exceso. Yo ayer tomé pulpo, patatas alioli, y de postre…

    Feliz domingo

    Marcelo

    ResponderEliminar
  9. " Nuestra sociedad ha llegado a un momento en que ya no adora al becerro de oro, sino al oro del becerro." Antonio Gala.


    JUNCAL.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Juncal:

    Muy acertada esta frase de una de las mejores plumas de España.
    La pena es que provenga de alguien con un concepto tan elitista de la Sociedad, que se escuda en los defectos del vulgo social para vivir en su tronera de murano.
    El lema: "Todo para el pueblo, pero sin el pueblo", es abrazado por muchos integrantes de "La Inteligentzia" fieros defensores del determinismo social.
    Desconozco si la frase está sacada de una de sus columnas, o de una declaración. Quizás habría que preguntarle al dramaturgo si él se ve como Moisés dispuesto a golpear y azotar a los discrepantes.
    Es una pena que no me acuerde muy bien, pero creo que en un episodio de Los Simpson, ¿quizás "Homer el ladrón"? aparece una reflexión parecida sobre El becerro de oro. ¿será el literato un seguidor de la serie?

    Gracias por el comentario.
    Nos leemos mientras saboreamos un habano.

    Marcelo.

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.