Ven y enloquece

Ven y enloquece
Nada ha sido probado

sábado, 21 de marzo de 2009

Jon Rhoner, marino.


-->

(…..)

Como es habitual en su obra, tras el barniz aventurero e incluso sarcástico de cualquiera de estos siete capítulos, Font presenta una reflexión sobre ciertos principios económico-políticos de la Sociedad actual. Principios presentes en nuestro mundo desde que Caín le aplicó una OPA hostil a Abel; o desde que el Casero echó en su ira a Adán y Eva de su parcela en el paraíso. Y es que la codicia y la intransigencia, son dos carretas que tiran más de nuestros instintos que un buen par de… acciones.

Permítanme, en mi modestia, no sólo aconsejarles la lectura de Jon Rohner, marino —una obra impregnada de la pasión de la juventud y que rezuma la experiencia de la madurez— si no sugerirles que la regalen a un amigo. A ese amigo con el que les hubiera gustado compartir rutinas que a su lado se habrían convertido en aventuras.

Cuídense.

Y así acaba el artículo que acabo de publicar en Tebeosfera, si te apetece leerlo de proa a popa, pulsa aquí, grumete.

Ojalá nunca falte viento en tus velas.

©Nino Ortea. Gijón, 21-III-09





No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.