Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

domingo, 24 de agosto de 2008

Sin City: Más letal es la mujer 02


Una ciudad llamada Pecado.

Sin City le supone realizar el cómic que siempre deseó: historias policíacas repletas de aventuras, romance y situaciones más grandes que la vida.
Su vínculo editorial con Dark Horse nos permite disfrutar de su don para crear historias y situaciones, que aunque llevadas hasta los holgados límites que el cómic posee, resultan en algunos aspectos cercanas y en todo momento creíbles.
Este tipo de relato es una constante en nuestra cultura. En Edipo, escrita por Sófocles pocos años antes de juntarse los Rolling Stones, aparece una sociedad corrompida, tras su tranquila apariencia yace una retorcida realidad. El desvelar una maraña de secretos fija el argumento de la tragedia.

No es una serie realista, plantea situaciones extremas rodeadas de atractivo: largos abrigos, mujeres curvilíneas, coches rápidos.
A diferencia de la novela negra clásica, sus héroes no son desarraigados en un mundo ordenado según valores ajenos. Son seres normales que obran según su instinto y disfrutan caminando con el fuego.
Marv no se limita a matar al asesino de Goldie, le mutila todas sus extremidades procurando que aún esté vivo cuando un lobo lo devore.

No son monstruos alienados, poseen un entorno afectivo.
Marv cuenta con el amor de su madre, el afecto de Lucille, su agente de libertad condicional, y Kadie, transexual propietaria de un bareto auténtico cruce de caminos de las almas pecadoras que pueblan Sin City.
Dwight disfruta de los favores de Shellie, la carnal camarera de Kadie´s, mientras la disciplinada Gail ronronea en su ausencia.

Es este interconectado devenir de los personajes un gran atractivo en la obra.
Por un lado creaciones principales son secundarias en otros relatos. Marv realiza una desinteresada intervención en Moriría por ella. Dwight protagoniza un baboso cameo en Ese cobarde bastardo. El fondón fotógrafo griego, los pedantes Gordo y Enano, forman parte de un elenco que por fuerza se nos hace familiar.

Además, al unir temporalmente sus historias contemplamos una acción desde varias perspectivas, la primera entrada de Marv en Kaide´s; conocemos a los personajes en diferentes momentos vitales permitiéndonos comprender mejor ciertos hechos, tras leer Ese cobarde bastardo es más creíble el suicidio de Mort; vemos actos extraordinarios, el asesinato del cardenal Roark, como cotidianos.

No explica el comportamiento de sus personajes, en una sociedad tan torva como Basin City, las personas no mantienen una línea de actuación consecuente. Mort que embrujado por Ava mata a su compañero en Moriría por ella, es un buen colega en Ese cobarde bastardo.

Miller mantiene su peculiar visión de la Religión.
Marv, pese a llevar colgado un crucifijo, asesina a un sacerdote y mata a un cardenal que ve en la antropofagia una comunión divina. La visión positiva de las prostitutas reflejaría su influencia cristiana. Una de las acusaciones hechas a Jesucristo fue confraternizar con rameras.
La capacidad de sacrificio por un ideal, encarnada en Marv o Hartigan, recuerda a los apóstoles inmolados por su fe.

El héroe no lo es por vestir un disfraz o tener ultra-poderes; sino por tomar decisiones.
Dwight busca la redención de un pasado disoluto, Marv un sentido a su vida, Hartigan un final consecuente con sus ideas. Deben lidiar sus demonios interiores. Marv duda de la existencia de Goldie, Dwight ve como la penitencia por sus pecados es seguir pecando,
Hartigan soporta penalidades por delitos no cometidos. Al igual que Matt Murdock deben renacer para alcanzar la honra.

El bien surge de los más alejados de este concepto: asesinos, prostitutas,... como en 300 donde la democracia la defienden los espartanos.
El Mal presenta varias encarnaciones; la maldad en estado puro, legada de generación en generación y que al no estar motivada por una necesidad degenera en prácticas perversas, la encarnaría la familia Roak; los instrumentos del mal, como Matute, no obtienen ningún beneficio de su iniquidad, son herramientas de maquinaciones ajenas; Ava representa a las vampiresas, cuya malicia les permite perdurar en un mundo presuntamente gobernado por hombres.

Miller muestra iconos reconocibles en entornos inapropiados. Viste a la transexual Kadie como Wonder Woman, cubre a delincuentes con camisetas de Hell Boy.

Hay múltiples referencias fílmicas. Mort recuerda al Glen Ford de Los sobornados; Ava evoca a la Ava Gadner de Forajidos; Klump y Shlubb rememoran al dúo Peter Lorre-Sydney Greenstreet. El final del primer capítulo de Moriría por ella, nos lleva a la Casablanca de Michael Curtiz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.