Ven y enloquece

Ven y enloquece
Ya está disponible en Amazon mi antología «Nada ha sido probado». Gracias por vuestro interés.

martes, 5 de agosto de 2008

Alan Moore: entrevista02

En los 80, escribió un guión, Fashion Beast.
Pues sí, y afortunadamente nunca ha sido usado. Lo redacté sólo por ver si podía hacerlo, y para holgazanear con Malcolm McLaren, lo cual es siempre un buen plan (el manager de los Sex Pistols se lo había encargado)l

¿Cómo es una noche loca de Alan Moore y Malcolm McLaren?
Pues tan arrebatadora y cínica como te la esperas.

Algunos lo consideran el gran Svengali diabólico de la música.
No niego que otros puedan tener una relación totalmente diferente con él. Y, de hecho, tras leer la mayoría de las biografías de los Pistols, asumo que es así. Pero centrándonos en nuestra relación, era tremendamente divertido. Parecía lleno de ideas y me pagó por un guión que nunca se rodó. Así que, ¡Me encantó el acuerdo! La cosa es que Malcom siempre tenía ideas innovadoras para las pelis, lo cual aumentaba mi implicación… Veo una especie de degeneración, por ponerle un nombre, de la imaginación que desbordaban los pioneros de finales del XIX. Ahora suelen saturarnos con ideas recicladas. Habitualmente, secuelas o remakes de lo ya creado. Ya lo he dicho: Veremos a Johnny Depp interpretando al Capitán Crunch. ¡Acabarán adaptando a las mascotas de los cereales para desayuno!

Por el contrario, su The League of Extraordinary Gentlemen (Vol. III): Century [la publicación de esta tercera entrega de la serie de cómics está prevista para abril de 2009] ciertamente aviva nuestra imaginación. ¿Por qué hizo que transcurriera en tres eras diferentes: 1910, 1968, y el Presente?
Kevin O'Neill y yo comprendíamos que teníamos dos o tres historias potentes. Nos pareció que podríamos unirlas y convertirlas en un relato en tres partes, y así cada una podría funcionar por sí sola, y así aliviar a los lectores de finales climáticos que las dividieran. Obviamente, las tres tramas serán articuladas por una subtrama centrada en lo Oculto.

¿En qué se centra cada entrega?
La primera transcurre durante la coronación del Rey Jorge, período en el que también transcurre La ópera de tres peniques, nos sobrevoló un cometa, había una sensación de miedo en el ambiente. También nos centramos en ficciones sobre lo Oculto escritas por entonces... Como la “novella” de Aleister Crowley [1917], Moonchild, donde los protagonistas intentan crear con ritos mágicos un niño que nos conduciría a una nueva era. En nuestro relato, Mina y sus asociados intentarán impedir que esto ocurra.
La segunda narración transcurre en medio del peculiar mestizaje dado en los años 60, el psicodélico modo de vida a lo pop-star, la fiebre por el ocultismo, y hasta cierto punto, al menos en Londres, por el crimen. Lo hacemos orbitar respecto a un gran concierto en Hyde Park. A la vez continúa la amenaza del niño mágico que ahora ya tendremos claro que es el Anticristo. Esta entrega acabará muy mal. No tendrán mucha suerte.
La tercera parte se desarrolla en 2008 donde, básicamente, la Liga está desmembrada — casi inexistente— y es entonces cuando el proyecto del Anticristo da resultado, y el bebé mágico se encarna finalmente en una forma bastante aterradora.

Han cambiado de editores, de DC Comics a Top Shelf. ¿Piensa que afectará a su trabajo?
Creo que ya lo está haciendo. Tanto Kevin como yo hemos reparado en que este tercer volumen es muy diferente a los dos primeros. Es como si, mientras trabajamos dentro de los confines de los tebeos generalistas seguimos, quizás inconscientemente, sus formulas básicas. Hay una especie de pauta en las aventuras de ficción para niños, que establece que debes mantener la acción en continuo avance. Lo cual no es habitual en la Literatura. Así que, en este tercer volumen la narrativa es diferente. Tiene más profundidad y resonancia, recibirán más drama por su dinero. Creo que al final del tercer relato, el lector estará tan aterrado que habrá olvidado la lentitud del prólogo.

Hábleme de su próxima novela, Jerusalem.
Probablemente es lo que más tiempo me está robando en este momento. Llevo trabajando en ella un par de años, y probablemente me lleve otro par. Acabo de superar el indicativo de los dos tercios; conté el número de palabras y eran 400.000, ¡lo que implica que el resultado final oscilará entre el medio millón o tres cuartos de millón de palabras!

¿De qué trata?
Mi primera novela (La voz del fuego, publicada en España por Planeta) transcurría en Northamptonshire a lo largo de unos 6.000 años. Pensé en centrar ésta en una, en teoría, zona limitada de Northamptonshire, llamada los Boroughs. Así que comencé a conectar diferentes trasuntos. Recordé un incidente de mi infancia, cuando mi hermano más joven, Mike, se atragantó a los 3 ó 4 años con un caramelo para la tos… y dejó de respirar. Como era un barrio muy modesto (nadie tenía teléfono ni poseía coche), el vecino de al lado, que repartía vegetales, llevó a mi hermano y a mi madre al hospital. Debió de llevarle, siendo generosos, unos 10 minutos. Creo que, en teoría, tras dos minutos y medio (sin respirar) se produce la muerte cerebral. Pero lo tuvimos con nosotros hacia el fin de semana. Desde entonces le llevo dando vueltas a la Vida y la Muerte, a dónde vamos cuando morimos.

¿Le preocupa la muerte?
En absoluto. Y, con suerte, si el libro me sale bien, quizás liberaré a otros de parte de su ansiedad al respecto… Ya comencé a desarrollar la teoría de la Transitoriedad: el tiempo es algo pasajero, una ilusión, aunque muy persistente. Creo que lo podré explicar en algún lugar de este leviatán de 2.000 páginas.

¿Hay vida después de la muerte?
Verás, puede que no la necesitemos. Que, hablo conceptualmente, podamos hacer que ésta se prolongue por siempre. Deberéis leer todo el libro para entender el concepto, pero de manera abreviada sería: no nos reencarnamos en otros, si no en nosotros mismos, una y otra vez. Tenemos los mismos momentos, y no somos conscientes de haber hecho antes las cosas, salvo en esos momentos pasajeros de déjà vu.

¿Nunca se relaja y se limita a ver la tele?
De manera selectiva, la mayoría en DVD. El pináculo de todo lo que he visto es The Wire. Es la obra televisiva más impresionante que nunca ha salido de America, probablemente la obra televisiva más importante, y punto.

Es un gran ejemplo de narrativa que lleva su tiempo.
Por supuesto, ¡es televisión adulta! Es literaria. Llegamos a descubrir tantos variados aspectos diferentes de Baltimore, que logramos hacernos una imagen completa de la ciudad con todas sus implicaciones. Desde lo aleatorio, a los muchachos que se ocupan de los proyectos, las estructuras de poder con sus consejos de dirección, el departamento de policía o la oficina del gobernador. Y cuenta con unos escritores geniales: George Pelecanos y David Simon. Y tantos personajes increíbles: Bubbles, Omar. Así que, claro, todo lo demás parece una memez comparado con The Wire.

¿Qué le parece el final?
Aún no lo hemos visto. Me muero de curiosidad…¡Así que no me cuentes nada!

Ante producciones como The Wire, ¿Nunca se plantea: “No me importaría escribir para la tele?
Sería una opción. Pero, una vez más, sé lo dura que sería la lucha. Aparentemente, HBO fue muy respetuosa con The Wire. Jamás ha contado con altas audiencias, pero la han mantenido. Comprendieron que es un programa atemporal de prestigio. Ésta es una de las razones por las que me he retirado de la industria del tebeo: no quiero tener nada que ver con la gente que trabaja en ella. Pero, si existiera una solución mágica, si pudiera idear una trama lo suficientemente Buena, y si ésta tuviera visos de ser tan buena como The Wire… entonces sí, quizás me lo plantearía. Por cierto, también trato de estar al día de las comedias.

¿Cuáles son sus favoritas?
Bueno, aquí y en este momento estamos disfrutando de algunas muy buenas. The Mighty Boosh, que es [sonríe] una obra de fantasía surrealista, alocada, maravillosa, e infantilmente increíble. También está un programa llamado Snuffbox, que es una de las comedias más negras y divertidas que he visto en años. Además, soy un gran fan de South Park.

¿Ha visto el episodio ''Trapped in the Closet''?
[Canta] ''¡Estoy atrapado en el armario!'' Sí, fue genial. Encontré perfecta la forma en que manejaron lo concerniente a la Cienciología. El otro día me quedé bastante impresionado cuando, viendo las noticias, estaban mostrando unas manifestación a las afueras de los cuarteles generales de la Cienciología en este país; y, de repente, incluyeron una escena de los manifestantes que llevaban la careta de V de Vendetta (Guy Fawkes). Eso me satisfizo. Me hizo sentir reconfortado.

ADELANTE


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.