Ven y enloquece

Ven y enloquece
Aunque este blog lo firme Nino Ortea, pertenece a quienes lo sentimos nuestro al leerlo.

jueves, 25 de septiembre de 2008

¡Kong vive!



Las aguas del océano volvieron a abrirse, pero esta vez no lo hicieron para facilitar la huida de un pueblo elegido prófugo hacia su tierra prometida. Esta vez habían posibilitado la llegada de una parada de los monstruos a La tierra olvidada por el tiempo.
Orca, la ballena asesina, se detuvo próxima a la orilla, a punto de varar en la arena. Sobre su lomo, yacía una sombra inerte. A uno y otro costado del cetáceo se alzaron Gorgo y Godzilla, que saludaron su emersión lanzando unas llamaradas atómicas al aire.
La luz de sus fogonazos les permitió vislumbrar la orilla, donde seres vivos, que la cerrazón humana cree mitológicos, derrochaban complicidad. Vieron a un atractivo Polifemo despiojar al hirsuto Yeti, mientras Quasimodo intentaba tocarle las campanas a Medusa.
Luego tornaron hacia atrás su mirada, y alzaron al unísono su pata delantera derecha para despedirse de Nessie, quien tenía que regresar a toda prisa a su lago para dejar pruebas de su inexistencia a unos irrisorios cazadores de mitos.
Godzilla y Gorgo se inclinaron expectantes hacia la sombra a la que el primer rayo del amanecer envolvía en luz. Su pelaje húmedo presentaba calvas. El tapiz de su piel mostraba numerosos sietes tras las curas practicadas por un Frankenstein no tan docto como su creador. Todo el cuerpo del yaciente gran simio era un moratón latente a su cerrazón pasional.

La isla misteriosa se quedó en silencio.

Incluso Triqui, el monstruo de las galletas, dejó de engullir phosquitos, cuando Kong se incorporó ayudado por los dos lagartos prehistóricos. Ya en pie, el regio primate acarició la testuz de Orca, y lanzó a sus congéneres una sonrisa triste.
Apoyándose en el báculo de la amistad, alcanzó la orilla justo cuando Mitek “el poderoso” y Goliath “el bíblico” le acercaban el pecio de un petrolero sobre el que sentarse. El simio, aun aterido de frío y atenazado de dolor, se sentó de espaladas al Mar que lo alejaba de su pasado, y miró hacia su presente en la isla y su futuro junto a sus congéneres.
Se rió.
Pese a su debilidad, su voz sonó firme.

—Sé que pensabais que no volvería. Son muchas las veces que se ha contado mi muerte. Quizás la de Jackson ha sido la narración más espectacular —se detuvo para enjaguar su boca con agua salada—. Pero los humanos, en su soberbia, dan por seguro lo que desconocen, al igual que persiguen al diferente y desprecian al extraño...

Agarrándose al cuello de Glin-Glin (la jirafa elástica) Kong se incorporó.

—Nos llaman freaks, aberraciones, monstruos... Nos consideran irreales sólo por ser diferentes, cuando somos aquello que ellos imaginan, lo que sueñan, lo que temen y anhelan. Nosotros encarnamos las virtudes que envidian y disfrazan de defectos o pecados. Somos lo prohibido, lo innombrable, lo ignoto. Por sentir nos llaman desalmados, por admirar la belleza nos llaman bestias. ¡Eso se acabó! —Nosferatu, asustado, dejó de mirar su reflejo en el espejo de Alicia, y abrazó a su amado Hombre invisible—. No volverán a usarnos para volcar sus frustraciones, quemarnos con su ira o despedazarnos con sus críticas.
Como bien sabéis, han sido varias las veces que he viajado a sus tierras, a esa mitológica Lilliput, capital Nueva York. No volveré a apasionarme por sus mujeres, ni a bañar con mi sangre sus calles. Me da lo mismo que construyan rascacielos enormes... ¡No volveré a escalarlos!

En ese momento reparó en lo crecida que estaba Chita, y en cómo se había convertido en toda una gorilaza.

Se acabó. No volveré a relacionarme con los yahoos. Ésta ha sido la última vez. Y por eso, la más dolorosa.
He aprendido.
Mientras yacía sobre su sucio asfalto he tenido tiempo de sobra para pensar. Mientras me daban por muerto en aquél vertedero, pude recapacitar. Mientras rescatado por mis cuatro amigos, huía de sus costas, puede ver cómo son en realidad...
He tomado una serie de decisiones, la primera, por favor, no me llaméis “King”. Ese término régio lo dejo para los pusilánimes de sangre azul, la mía es roja.
Otra, aparcaré viejos rencores y querencias. No volveré a descorazonarme por ingratas. Ni dedicaaré mi vida a vengarme. No merecen mi tiempo. No ganaría nada. Sólo ensuciarme con su contacto.
Así que, ni se os ocurra volver a traerme a pellejudas, vestidas en gasas y coronadas en guirnaldas. ¡A la próxima, os la coméis vosotros!
Si queréis, iré contándoos lo que son los humanos. Para ello utilizaré la fabulación, pues no merecen que los compare con nosotros, las bestias. Pronto lo escucharéis, pero ahora, en regocijo del gran Drolo Drolo “Señor de todo lo que se menea” celebremos la alegría del vivir más chic:
One, two, three, four...
¡Aaaaargh!
Freak out!

iKong, Isla de la Calavera, 25-IX-08

6 comentarios:

  1. Kerido Kong, estás Ke te sales!

    Me alegra Ke hayas vuelto tan chiK, y has despertado mi Kuriosidad sobre tu fuga neoyorKina

    A mi Nosferatu simpre me habia parecido bastante lila, muy alejado de la majestuosidad que se le supone al principe de las tinieblas, ahora veo la razon

    Asi Ke Kong loves chita? Uy, cuando se entere Tarzan, la cosa va a ponerse interesante

    Mientras te esKribo estoy bailando a lo freak out

    Oh, gran gorila, tengo un problema, no se si sabes Ke navego con Internet7, pues hay algunas cosas Ke cuelgas Ke no puedo ver, seran las brumas de tu isla?

    Sigo bailando

    Besos

    Laura

    ResponderEliminar
  2. ¡Kong está de vuelta!

    En fin, seguiremos sus crónicas desde Isla Calavera

    Sólo una cosa, estoy de acuerdo con Laura, me preocupa su repentino interés por Chita, por muy mona que esta sea, ya sabemos como se las gasta Lord Greystoke. No sé yo

    Salu2

    ResponderEliminar
  3. José está vestido… ¡vaya novedad!
    ¡Debe de ser verdad que llega el otoño!

    Me ha comentado Mar-ce-li-no-Jo-sé que lo traes loco: ni le escribes, ni lo llamas… ¿No lo amas?

    Respecto a Greystoke, por lo que yo sé, lo que es en ropa y en modales, no gasta mucho.
    De todas formas, no me preocupa. En mi selva no hay árboles, pues los he arrancado todos para palillos. Y convertir La Calavera, en La Bombonera, a ver si atraemos a turistas futboleros y mujeres neumáticas.
    Sin lianas, sin Chita, y con su incipiente alopecia, no creo que se atreva a salir de casa.

    Me voy a ojear el Playape

    iKong

    ResponderEliminar
  4. Hola.
    Esto promete.
    Pero yo ya empiezo con mi primera duda....
    ¿Es que 30 años alejada del mundanal ruido me han hecho estar en la inopia?
    ¿me he perdido algo?
    Desde mi "candidez" yo siempre creí,mis queridos amigos,que el amor de tarzán era Jane y la mona Chita como el perrín.....pero....?????

    No les hagas caso Kong,y a por ella,que esta libre.
    Que no te engañen.
    Y seguro que hasta camelas a
    Lord Greystoke y te llevas sus bendiciones.

    Por otro lado debe de haber por ahí un buen saco de horripilantes "defectos morales" que te van a dar mucho juego.
    Se nota mi confianza en el ser humano no?

    Bon voyage,Kong.

    Juncal.

    ResponderEliminar
  5. Como estás Nino?
    Ya veo que has vuelto con fuerza a tu isla y a la vida. Bravo. Lo de king kong me parece genial, sinceramente en mi opinión puede darte mucho juego. Encuentro genial la portada del new yorker, poco a poco vas cogiendo soltura en la red. Bravo

    Oye, tengo un par de dudas sobre comics:
    He leído que la película de Lobezno está inspirada en una miniserie, ¿sabes cuál? Yo es que de mutantes leí muy poco, pero el trailer que me reenviaste tiene muy buena pinta
    Por otro lado, de cara a un regalo a un amigo que se está enganchando a los comics, dudo entre regalarle El arte de hellboy o Semilla de destrucción, ¿cual me aconsejas?

    Ya me cuentas

    Ricardo

    ResponderEliminar
  6. Hola, Ricardo:

    Pues sí, Kong Lives! Jarrrrrr!
    Ya veremos en que acaba todo esto.
    Ando un poco justo de tiempo, pues aquí en Asturias el verano se está resistiendo a irse, y es una pena desaprovechar su invitación a saborearlo. Así que, de momento, como que no me obsesiono con el blog.

    Por lo demás, me lo vuelvo a pasar bomba!

    Respecto a tus dudas, ¡oh pequeño saltamontes! Hay un dibujante, B.W. Smith que sé que te gusta bastante. Pues bien, suya es una historia “Arma X” en la que parece inspirarse la trama de la peli. También hay una miniserie “Lobezno: Orígenes” que cuenta con una secuela, en la que se narra el origen de lobi. Pero bueno, ése es un misterio muy productivo para Marvel.

    Respecto a Hellboy, “Semilla de destrucción” es un relato magnífico. A mí no me gustan los libros de bocetos y deshechos de material, máxime al precio que se comercializan, el de Hellboy está bien, pero prefiero leer una historia a ver unas estampitas por muy monas que sean.

    Espero que todo marche bien el lunes, ya me cuentas.

    Ánimo

    Nino

    ResponderEliminar

Hola, gracias por tu tiempo de lectura.